BAFICI: “El invierno llega después del otoño”

El invierno llega después del otoño (Argentina – 2015)

Dirección, Guion: Nicolás Zukerfeld, Malena Solarz / Fotografía: Fernando Lockett / 
Edición: Manuel Ferrari / Dirección de Arte: Verónica Balduzzi / Sonido: Nicolás Payueta / 
Producción: Rogelio Navarro / Producción Ejecutiva: Rogelio Navarro / Intérpretes: Marina Califano, Guillermo Masse / Duración: 90 minutos.

ESTACIONES DIFUSAS

Pablo y Mariana se juntan en un bar después de un tiempo de haber salido. Esta escena inicial no es de gran importancia en sí misma pero permite esbozar algunas de las características adoptadas luego en El invierno llega después del otoño. Porque en adelante, la película de Nicolás Zukerfeld y Malena Solarz se construye bajo la doble mirada: la de él y la de ella. Si bien esta dicotomía evidencia una serie de distinciones en lo cotidiano y en lo laboral, también habilita la creación de ciertos pares polarizados que definen a los personajes.

En el caso de Pablo (el primer punto de vista) hay una clara influencia de lo analógico exhibida en la indiferencia hacia la tecnología: su afán por los diarios en papel, la corrección de textos a mano o la preferencia por las librerías antiguas. Su forma de vida es poco ordenada, imprevisible, con trabajos que aparecen por momentos e inclinada a una cierta libertad.

Mariana, por su parte, se constituye como alguien bastante organizada, que no deja nada al azar y todo debe ser programado, incluso, los sentimientos. Su visión está más ligada al estudio y a la facultad y muy poco a los amigos o al ocio. Si bien Mariana no tiene gran tendencia hacia la tecnología, sí expone ciertos rasgos como, por ejemplo, tirar los diarios y revistas para no juntar papeles.

La intención de los directores es que el desdoblamiento de miradas se replique en ese pasaje del otoño (Pablo) al invierno (Mariana). Sin embargo, este enfoque no se manifiesta de forma evidente más allá del cambio de ropa en el placard de la joven o del cambio de velocidades en las historias de los protagonistas, donde el ritmo se aplaca hacia el último tramo del filme, sobre todo, en la escena de Mariana dentro del taxi mientras escucha el himno nacional en la radio. Allí, entonces, se puede decir que el invierno cubrió la pantalla.

Por Brenda Caletti
redaccion@cineramaplus.com.ar

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail