Crítica: 4TRO V3INT3 (2020), de Raúl Perrone

4TRO V3INT3 (Argentina – 2020)
Presentada en el marco de la 20 muestra Doc Buenos Aires

Dirección, Guion, Fotografía: Raúl Perrone / Música: Andrés Narala, Lucas Granata / Duración: 64 minutos.

Las imágenes nos describen un espacio que se parece al fin del mundo, a un apocalipsis donde solo han sobrevivido algunos jóvenes a los que escuchamos hablar fuera de campo.

Sonido del viento, techos de chapa que vuelan como lanzas, manchas, imágenes que avanzan y retroceden fuera de foco donde lo único viviente y central es un joven arriba de un skate. Los jóvenes en patineta de Perrone son claramente los dueños de esta historia.

Dos filmes del realizador argentino Raúl Perrone, El Perro, abren y cierran la 20 Muestra DOC BSAS que permanece aún en este contexto de pandemia, luchando como el mismo Perrone para resistir ante todas las imposibilidades.

El filme documental, que se presentó como apertura del evento, ha sido rodado enteramente por dos jóvenes de Ituzaingó, la tierra toda del cineasta y anti autor del filme, y guiados por Perrone que de manera remota y telefónica les sugería como registrar –con una pequeña cámara absolutamente hogareña y de bajísima calidad– sus vidas, su cotidianeidad, sus diálogos, su andar, sus paseos en skate por la ciudad.

Por esa razón, esta obra funciona como un autorretrato por encargo del mismo autor que terminará de construirlo en la isla de edición como una pintura salvaje. Precisamente la palabra “Salvaje” es la que define este filme contado con la fuerza desesperada que nace del caos, este caos que impulsa a un artista para crear los medios posibles y poner en la pantalla un mundo diminuto de adolescentes suburbanos que funcionan como metáfora de otras sustancias. Así le da cuerpo cinematográfico a lo que a veces nos parece solo una idea incomprensible, o una experiencia vacía de sentido, esta sensación de detenimiento del mundo, de fin del mundo, de pandemia, de virus, tal cual esas imágenes estalladas en un grano hecho trizas y un tiempo roto.

Se destacan escenas como aquella en la que los pibes fuman, en una oscuridad que alcanza el absoluto, donde las voces vibran en esa pantalla negra carcomida por los píxeles rotos y dibujadas por el cálido impacto del fuego de sus cigarrillos, una mancha alocada que se imprime en el encuadre.

Es tan simple en su derrotero como rica en sus pasajes, así como entramos al filme con un pibe en su skate, nos vamos del mismo con tres pibes caminando por una plaza, fumando… envueltos en una música que nos tira del pelo. Si nos dejáramos llevar por el plano todo sería calma, pero no hay nada de calma, una inquietud sonora constante nos arrastra por todo el filme para que no aquietemos nada nunca.

La subjetiva de un pibe mirando sus pies a la vez que avanza en el cemento de la calle gris. El sonido del andar amplificado y por otro camino minutos después un poema, en la voz de una joven mujer nos convoca “salgo a la calle a mostrar los dientes con este pibe tan roto como yo, solo queremos un poco de amor“.

Nosotros y la ciudad. El amor. 4TRO V3INT3 es otra audaz aventura de El Perro. Que nada de lo que existe debe descansar. Hay una vida pidiendo salir a gritos.

Por Victoria Leven
@LevenVictoria

80%
  • Nuestro Puntaje
Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail