Pre estrenos nacionales gratis en la Lugones

Por iniciativa de la entidad Directores Argentinos Cinematográficos (DAC) y el INCAA, el Complejo Teatral de Buenos Aires y la Fundación Cinemateca Argentina albergarán cuatro funciones especiales en ocasión del festejo del Día del director audiovisual, que se llevarán a cabo el próximo jueves 23 de julio en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín (Avda.Corrientes 1530, Ciudad de Buenos Aires).

El día del director se celebra en conmemoración del 23 de julio de 1958 cuando un grupo de legendarios directores argentinos cinematográficos como Fernando Ayala, Carlos Borcosque, Hugo del Carril, Lucas Demare, René Mujica, Leopoldo Torre Nilsson y Mario Soficci entre muchos otros, fundaron DAC (Directores Argentinos Cinematográficos) para alcanzar el digno reconocimiento de todos los derechos del director, incluidos los de autor.

Para celebrarlo con el espectador, destinatario fundamental del circuito que va desde la creación de la obra hasta su exhibición, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) y DAC invitan al público a asistir en forma gratuita a la totalidad de las funciones del 23 de julio de 2015 a la sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín para presenciar los pre-estrenos de cuatro películas argentinas.

PROGRAMACIÓN

14.30hs
El cielo del Centauro (Argentina, 2015), de Hugo Santiago

Con Malik Zidi, Romina Paula, Carlos Perciavalle, Roly Serrano.
“En Buenos Aires sólo filmé una vez: aquel primer largometraje, Invasión, que escribí con Jorge Luis Borges. 43 años más tarde, una necesidad clara se me apareció de repente, la de precipitarme ya mismo sobre mi ciudad y filmarla otra vez, apasionadamente. Así fue que escribí, con Mariano Llinás, ¿una fábula?, ¿un cuento sufi?; digamos más bien una trama en la pura tradición del cuento fantástico argentino (lejos de toda ‘psicología’, gozando solo de la simple magia narrativa, con un humor particular que, aunque escondido, está siempre al acecho). Suerte de homenaje a cierto tipo de relato que no se parece a ningún otro. Pero si Invasión, más negra que un tizón del infierno, es una tragedia espantosa así como todas mis películas posteriores, El cielo del Centauro (imágenes cristalinas, sonidos diáfanos) es una especie de celebración, un canto de amor a Buenos Aires, pequeña música que, detrás de un juego que no es juego, deberá empaparse de resonancias singulares en un territorio de lo extraño que nos pertenece, pero cuya puerta, como la de un molino, está siempre entreabierta” (Hugo Santiago, en el catálogo del Bafici).
(93’, DCP)

17:00hs
Walsh entre todos (Argentina, 2015), de Carmen Guarini
Con Jorge González Perrín, Arte-Memoria Colectivo.
En uno de los intertítulos de Walsh entre todos, el artista plástico Jorge González Perrín cuenta que durante muchos años sentía la necesidad de honrar la memoria de los compañeros asesinados y desaparecidos durante la dictadura militar en Argentina, pero que a partir del juicio a sus responsables fue que se le ocurrió la manera de llevarlo a cabo. Así, en 2010, acompañado de familiares y amigos, convocó la participación de artistas y estudiantes de arte para concretar aquello que en principio era una cuestión personal y luego se convirtió en una experiencia colectiva. La propuesta consistió en realizar una serie de imágenes que reprodujeran los rostros de los desaparecidos, pero plasmados con una briosa vitalidad otorgada por la utilización de colores radiantes, tanto en pequeñas pancartas como en impresionantes cuadros de gran dimensión (entre ellos, un hermoso mural de Rodolfo Walsh). Este es el registro de esa empresa, llamada Arte-Memoria Colectivo, en la que las etiquetas sobre qué es arte y qué no quedan en segundo plano para acentuar un compromiso activo y tratar de aquietar –con felicidad y talento– tantos años de violencia. (Del catálogo del Bafici).
(75´; DCP)

19:30hs
Cuerpo de letra (Argentina, 2015), de Julián d’Angiolillo
Con Ezequiel Amorelli, Franky, Facundo Romero, Fredy Marske, Tute Ayala.
“Un espacio vertical gigante, vacío. Parte del decorado duro que se ve en una autopista. Podría dejarse así, como ocurre en buena parte del mundo. Podría tener plantas, podría ser un mural. Pero, en Buenos Aires y alrededores, una pared de autopista puede convertirse –y se convierte con demasiada frecuencia– en propaganda política, meramente nombres y apellidos, o solo apellidos o algún sobrenombre en letras gigantescas. La pintada de estas letras se realiza mediante brigadas que se disputan esos espacios publicitarios ilegales. La película de d’Angiolillo es una ficción cargada de documental, o viceversa. Lo que es innegable es el poder del director de Hacerme feriante de revelar mundos semiocultos con lógicas propias, con códigos y jerarquías propias, incluso por fuera de la legalidad que dicen defender los políticos que usan sus servicios. Eze, Franky y el Narigón son los protagonistas de este relato que examina de cerca –con narrativa creíble, áspera, incómoda– conflictos territoriales, lealtades y traiciones: micropolítica local” (Javier Porta Fouz en el catálogo del Bafici).
A las 19.30 horas (76’; DCP)

22:00hs
Lulú (Argentina, 2015), de Luis Ortega
Con Ailín Salas, Nahuel Pérez Biscayart, Daniel Melingo.
“Ludmila y Lucas viven en una casucha en una de las zonas más paquetas de la Ciudad de Buenos Aires. Ludmila anda en una silla de ruedas (tiene una bala en su cuerpo que parece haberla llevado a eso), aunque quizás no la necesite; lo hace porque sí, o para pedir dinero. Lucas trabaja levantando huesos y desechos de carnicerías en un camión, y pasa gran parte de su tiempo dando vueltas por la ciudad, con un arma que de vez en cuando usa para amenazar, para robar o para tirar unos balines a donde se le ocurra. Con inmensas actuaciones de Nahuel Pérez Biscayart y Ailín Salas, Lulú es una suerte de celebración eufórica del amor que da cuenta de la dificultad que estos dos espíritus libres, aparentemente dispuestos a hacer cualquier cosa, encuentran para sostenerlo. Las tensiones entre la norma y la libertad, la ley y el deseo, la enfermedad y la salud aquí aparecen retratadas bajo la mirada de un director que, evidentemente, ya ha encontrado su propio pulso cinematográfico” (Violeta Bava en el catálogo del Bafici).
(84’; DCP)

Estas proyecciones serán con entrada gratuita, las mismas pueden retirarse con dos horas de anticipación a cada función, hasta colmar la capacidad de la sala.

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail