MDQ28: Jigéen, nosotras en Senegal (2013)

Jigéen, nosotras en Senegal (España – 2013)
Mar del Plata 2013: Proyecciones especiales.

Dirección y Producción: Jorge Meyer / Guión: Amelia Valero, Jorge Meyer / Fotografía: Carlos Serrano / Montaje: Amelia Valero, Jorge Meyer / Música: Ibraima Ndiaye / Entrevistados: Yeye Bayem, Aminata Sow Falle, Malado Fall, Awa Sini Camara, Khady Mbete / Duración: 50 Minutos

A lo largo sus escasos 50 minutos de metraje Jigéen da cuenta de los múltiples padecimientos a los que son sometidas las mujeres senegalesas. El trabajo resulta tan pobre desde su formalidad televisiva como urgente por la realidad que denuncia.

A partir de entrevistas a mujeres con distintos roles dentro de la sociedad de Senegal (trabajadoras explotadas, artistas, profesionales e incluso una candidata a presidente) se va develando la injerencia que tienen los matrimonios forzados con la educación de las niñas. Se vislumbra la explotación laboral que sufren las mujeres para poder mantener a la familia, que más temprano que tarde suman a sus pequeñas hijas a dicha labor, y el dolor de las madres cuyos hijos dejaron la vida en la inmensidad del océano en busca de otros horizontes.

Pero el realizador, Jorge Meyer, deja para el final el más impresionante de estos sometimientos. Hablo de la ablación de clítoris (mutilación genital femenina) que además de provocar terribles dolores e impedir el goce sexual (cuestión no referida en este documental) puede generar infecciones en distintas etapas, por ejemplo, es común que la herida se reabra durante el parto.

El gran patriarca del cine africano Ousmane Sembene ya denunció esta práctica en la que fue su obra póstuma, la extraordinaria Moolaadé (2004). La ablación está prohibida en Senegal desde hace varios lustros, pero eso no impide que siga ocurriendo generalmente como rito religioso.

Finalmente Meyer nos regala un poco de placer y catarsis cuando junto con los créditos escuchamos un agradable cover del clásico de Bob Marley “No Woman No Cry” en la voz de una cantante senegalesa. Jigéen no es una gran película, pero es una obra absolutamente necesaria.

Por Fausto Nicolás Balbi
fausto@cineramaplus.com.ar

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail