Inéditas: Los sueños del castillo (2018), de René Ballesteros

Los sueños del castillo (Chile – 2018)
Frontera Sur 2018:  Sección Nacional

Dirección: René Ballesteros / Guion: René Ballesteros, Johanne Schatz / Fotografía: David Belmar / Sonido: Marco Burdiles, René Ballesteros / Montaje: Johanne Schatz / Duración: 72 minutos.

Un centro de detención juvenil es el epicentro del relato, un castillo del encierro ubicado al sur de Chile. Allí, en el centro de un campo mapuche viven decenas de jóvenes, atrapados en el castillo del castigo.

Hay un adentro y un afuera, el perímetro que separa esos dos mundos es una línea, un muro, una decena de cámaras de seguridad, las luces, la noche y los sueños. Las noches pasan y el ritual se repite. Ellos esperan que el tiempo se disuelva, se refugian apretados en sus pequeñas habitaciones, mientras se escuchan sus plegarias como susurros flotando detrás de las puertas.

La noche es el terreno de los sueños y de eso se trata este retrato coral. Los sueños soñados en el castillo de los sueños, pesadillas sangrientas, crueles reflejos de lo más temido, de lo pasado, de lo que vendrá. Los encerrados soñantes confiesan sus mundos oníricos a una cámara cómplice, esa que los espera para escuchar sus fantasías y para retratar sus rostros. En este mundo tan tangible y tan lógicamente real, los sueños se imponen para apoderarse de todo lo demás.

Los sueños unen los mundos, los del encierro con los del cementerio que rodea al penal, y así hasta llegar a esos sueños que sostienen los vínculos con el silencio del mundo exterior. Una machi confiesa sentir los sueños y los dolores de uno de los jóvenes allí presos, y esa certeza se impone como si el lazo de los sueños profundos no se rompiera ni con todo el aislamiento del mundo.

Es de noche y cámaras de seguridad en el lugar miran, espían en la oscuridad. ¿Allí habitan los fantasmas de los sueños? ¿Los espíritus oníricos los dueños del alma?. Un amanecer azulado, la niebla, y la vida parece ser solo un sueño.

Por Victoria Leven
@LevenVictoria

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail