Crítica, análisis y noticias de Cine

FIDBA: Donkeyote (2017), de Chico Pereira

Donkeyote (España / Reino Unido / Alemania – 2017)

Dirección: Chico Pereira / Guion: Chico Pereira, Manuel Pereira y Gabriel Molera / Fotografía: Julián Schwanitz / Montaje: Nick Gibbon / Producción: Kolonko Filmproduction y Opa Films / Duración: 86 minutos.

Alonso Quijano era un hidalgo de más de 50 años que vivía en una aldea de la región de La Mancha, en la ciudad de Castilla, España, allí por el 1600. Fanático lector de libros de caballería donde se narran fantásticas aventuras de caballeros, se zambulle tan profundo en esos ficcionales mundos que pierde la noción de la realidad, y un día decide convertirse en un héroe de novela y emprender así su propia aventura. Bautiza a su viejo caballo Rocinante y convence con mentiras a un labrador, Sancho Panza, para que sea su escudero. Allí comienza su derrotero y se bautiza, cual caballero de Lancelot, “Don Quijote de la Mancha”.

Manuel es un campesino jubilado de más de 70 años que vive en Andalucía al sur de España aquí por el 2017. Su pasión es realizar largas caminatas junto a sus dos amigos: su burro y escudero “Gorrión”, y su perro lobete “Zafrana”. Con sus dos compañeros de ruta ha vivido infinidad de aventuras recorriendo solitarios caminos de España. Hasta que un día se levanta obsesionado con un sueño megalómano que tiene pendiente en su vida, su última gran aventura: viajar a América y repetir el recorrido que han hecho los indios cherokees en Estados Unidos cuando fueron desplazados de sus tierras, cruzando del este al oeste, y atravesar el famoso río Missisipi, un recorrido que conmemoraría un hecho histórico y valiente.

Así es que Manuel, nuestro Donkeyote (donkey significa burro en inglés) viste ropas de caballero de western cinematográfico: un piloto con capa cual los personajes de Sergio Leone, botas de caña alta, sombrero de ala ancha y un poncho de lana entre otros detalles. La tecnología se suma en la escena actualizando al cuadro del personaje y sus laderos: auriculares con I pod, un celular y en el lomo de Gorrión un GPS.

La historia de este documental es tan simple y tan compleja como la meta de seguir a Manuel en su road movie hecha de largas caminatas en las que habla con Gorrión como quien habla con su mejor amigo; por más solitaria que parezca la imagen, percibimos que allí no hay soledad. La soledad es otra cosa que viene del alma y Manuel en el alma lleva a Gorrión y su perro lobero, por este motivo jamás podría sentirse vacío y solitario.

Se suceden encuentros conmovedores como el que tiene con su hija, con quien la relación va y viene, desde llevarlo al médico a ver si está condiciones de semejante locura, hasta sentarse cual película de Ford, solos en la noche oscura, frente a una fogata brillante y arropados por una vieja manta para recordar antiguas historias compartidas.

Las costumbres de Manuel son tan emotivas como su épica fantasía viajera, y en cada lugar que pisa, al charlar con la gente, recita unos versos libres e improvisados, así como bellos relatos costumbristas dichos en rima, cual canción popular o romancero gitano.

Desde la construcción visual, este documental es un homenaje a las imágenes más icónicas del género del lejano oeste: sus paisajes panorámicos, atardeceres y amaneceres entre formas semidesérticas, la silueta a contraluz de nuestro Quijote, los detalles del rostro de Gorrión con esos ojos enormes y brillantes en primer plano, los encuadres de los caminos tan largos como infinitos elaborados con exquisito cuidado fotográfico en los colores, las luces y la precisión impactante de la composición.

La postproducción del sonido, aunque conserva toda impronta documental, está trabajada con sumo cuidado para potenciar los sonidos de la naturaleza que envuelve a nuestros personajes en los enormes silencios (nunca silenciosos), de un espacio reconstruido con los detalles de aquel posible espacio real.

Dicen que a veces “la simpleza es la síntesis de grandes complejidades”, Donkeyote sería un bello ejemplo de esta simple pero compleja idea.

Por Victoria Leven
@victorialeven

 

90%
  • Nuestro Puntaje
Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail