Disney adquirió el documental “The Beatles: Get Back”, de Peter Jackson

Walt Disney Studios adquirió los derechos de distribución mundial del documental sobre los Beatles que realizó el cineasta neozelandés Peter Jackson. La película mostrará la cordialidad, camaradería y el humor que reinaban durante la realización de “Let It Be“, el legendario álbum de estudio de la banda, y su último concierto en directo como grupo, la inolvidable actuación en la azotea de la calle Savile Row en Londres.

The Walt Disney Studios estrenará The Beatles: Get Back en Estados Unidos y Canadá el próximo 4 de septiembre. Más adelante se comunicará la estrategia de lanzamiento de la película a escala mundial.

“Ningún grupo musical ha tenido el impacto que tuvieron los Beatles en el mundo, y The Beatles: Get Back permite ver de cerca el funcionamiento interno de estos genios creadores en un momento fundamental de la historia de la música. El material está tan bien restaurado que parece que se rodó ayer mismo”, afirmó Robert A. Iger, Presidente Ejecutivo de The Walt Disney Company al realizar el anuncio. “Yo mismo soy un fan absoluto de los Beatles, así que me hace inmensamente feliz que Disney pueda compartir con el público de todo el mundo este extraordinario documental de Peter Jackson”, concluyó.

The Beatles: Get Back es una película de The Walt Disney Studios en asociación con Apple Corps Ltd. y WingNut Films Productions Ltd. Se trata de un nuevo y fascinante acercamiento a The Beatles. Para este trabajo se han recopilado más de 55 horas de material inédito, filmado por Michael Lindsay-Hogg en 1969, y 140 horas de grabaciones de audio de las sesiones del álbum “Let It Be” que se han escuchado en muy pocas ocasiones.

The Beatles: Get Back‘ está dirigida por Jackson y producida por Clare Olssen, Jonathan Clyde y el propio Jackson, con Ken Kamins y Jeff Jones de Apple Corps como productores ejecutivos. La compañía Park Road Post Production con sede en Wellington, Nueva Zelanda, ha restaurado el material de cuyo montaje se está ocupando Jabez Olssen.

Giles Martin y Sam Okell, de los Abbey Road Studios de Londres, se encargarán de las mezclas de la música. Gracias a una gran trabajo de restauración The Beatles: Get Back se convertirá en una experiencia brillante, inmersiva y festiva para el público de todo el mundo.

Paul McCartney se mostró “feliz de que Peter Jackson haya querido escarbar en nuestros archivos para hacer una película que muestre con total veracidad una grabación de los Beatles. Me hace revivir el cariño y la amistad que hay entre nosotros y me recuerda los maravillosos momentos que pasamos juntos”.

Por su parte Ringo Starr declarado estar “deseando ver esta película. Peter es fantástico y fue genial ver todo ese material. Hay horas y horas en las que salimos riendo y tocando música; no se parece en nada a la versión que salió en su momento. Había mucha alegría y estoy seguro de que Peter lo sacará a la luz. Creo que esta versión transmitirá la paz y el cariño que había entre nosotros, porque así éramos en realidad”.

The Beatles: Get Back también cuenta con el apoyo entusiasta de Yoko Ono Lennon y Olivia Harrison.

El nuevo documental saca a la luz muchas situaciones íntimas de las sesiones de grabación de “Let It Be” y la actuación completa de 42 minutos en la azotea de las oficinas de Apple, en la calle Savile Row de Londres. Aunque hay mucho material de las numerosas giras que realizaron con anterioridad los Beatles, The Beatles: Get Back ofrece imágenes únicas de la banda trabajando en el estudio. Veremos a John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr creando desde cero esas canciones ahora clásicas y también los veremos, reír, bromear y tocar delante de la cámara.

El concierto improvisado que dieron los Beatles en la azotea se rodó el 30 de enero de 1969 y fue la primera actuación en directo de la banda después de dos años y la última como grupo. El video captura las interacciones entre los miembros de la banda, las reacciones de los fans y de los empleados de las oficinas de los alrededores, y los absurdos intentos de detener el concierto por parte de dos jóvenes policías londinenses que acudieron porque alguien se había quejado del ruido.

Finalmente también se anunció que en fecha posterior habrá una versión completamente restaurada de la película original Let It Be (1969), dirigida por Michael Lindsay-Hogg.

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail