Nuestro puntaje

6/10

Ventos de agosto (Brasil – 2014)
Mar del Plata 2014: Competencia oficial

Dirección y Fotografía: Gabriel Mascaro / Guion: Gabriel Mascaro, Rachel Ellis / Montaje: Ricardo Pretti, Eduardo Serrano / Producción: Rachel Ellis / Intérpretes: Dandara de Morais, Geová Manoel dos Santos, Maria Salvino dos Santos, Antônio José dos Santos, Gabriel Mascaro / Duración: 91 minutos.

Para hablar de este filme es necesario inaugurar un nuevo género que podría llamarse realismo exótico. Una mezcla de registro documental (en la que aparece actuando el propio realizador) y un naturalismo selvático hacen de Ventos de Agosto una película infrecuente.

Shirley y Jaison son dos jóvenes lugareños que trabajan, a diario, en una plantación de cocos, razón y motivo de sus calientes encuentros sexuales en el propio camión de transporte de la mercadería. El calor, la humedad y el mar son el mejor contexto para narrar esta historia que pretende la comicidad, pero también una reflexión acerca de la muerte.

Es Gabriel Mascaro el cineasta que le da vida a esta película en la cual decide filmar su propia muerte. Y es paradójico pero a partir de su deceso es que el largometraje comienza a encontrar su fundamento. Entre extraños rituales mortuorios, jóvenes sin rumbo y un cierto retrato acerca de cómo es vivir en la periferia, Ventos de Agosto propone una narración poco pretenciosa pero jugosa, sobre todo a la hora de representar climas.

Por @paula_caffaro

 

Nuestro puntaje

6/10

Ventos de agosto (Brasil – 2014)
Mar del Plata 2014: Competencia oficial

Dirección y Fotografía: Gabriel Mascaro / Guion: Gabriel Mascaro, Rachel Ellis / Montaje: Ricardo Pretti, Eduardo Serrano / Producción: Rachel Ellis / Intérpretes: Dandara de Morais, Geová Manoel dos Santos, Maria Salvino dos Santos, Antônio José dos Santos, Gabriel Mascaro / Duración: 91 minutos.

Para hablar de este filme es necesario inaugurar un nuevo género que podría llamarse realismo exótico. Una mezcla de registro documental (en la que aparece actuando el propio realizador) y un naturalismo selvático hacen de Ventos de Agosto una película infrecuente.

Shirley y Jaison son dos jóvenes lugareños que trabajan, a diario, en una plantación de cocos, razón y motivo de sus calientes encuentros sexuales en el propio camión de transporte de la mercadería. El calor, la humedad y el mar son el mejor contexto para narrar esta historia que pretende la comicidad, pero también una reflexión acerca de la muerte.

Es Gabriel Mascaro el cineasta que le da vida a esta película en la cual decide filmar su propia muerte. Y es paradójico pero a partir de su deceso es que el largometraje comienza a encontrar su fundamento. Entre extraños rituales mortuorios, jóvenes sin rumbo y un cierto retrato acerca de cómo es vivir en la periferia, Ventos de Agosto propone una narración poco pretenciosa pero jugosa, sobre todo a la hora de representar climas.

Por @paula_caffaro

 

Reseña: Ventos de agosto (2014), de Gabriel Mascaro

Nuestro puntaje

6/10

Ventos de agosto (Brasil – 2014)
Mar del Plata 2014: Competencia oficial

Dirección y Fotografía: Gabriel Mascaro / Guion: Gabriel Mascaro, Rachel Ellis / Montaje: Ricardo Pretti, Eduardo Serrano / Producción: Rachel Ellis / Intérpretes: Dandara de Morais, Geová Manoel dos Santos, Maria Salvino dos Santos, Antônio José dos Santos, Gabriel Mascaro / Duración: 91 minutos.

Para hablar de este filme es necesario inaugurar un nuevo género que podría llamarse realismo exótico. Una mezcla de registro documental (en la que aparece actuando el propio realizador) y un naturalismo selvático hacen de Ventos de Agosto una película infrecuente.

Shirley y Jaison son dos jóvenes lugareños que trabajan, a diario, en una plantación de cocos, razón y motivo de sus calientes encuentros sexuales en el propio camión de transporte de la mercadería. El calor, la humedad y el mar son el mejor contexto para narrar esta historia que pretende la comicidad, pero también una reflexión acerca de la muerte.

Es Gabriel Mascaro el cineasta que le da vida a esta película en la cual decide filmar su propia muerte. Y es paradójico pero a partir de su deceso es que el largometraje comienza a encontrar su fundamento. Entre extraños rituales mortuorios, jóvenes sin rumbo y un cierto retrato acerca de cómo es vivir en la periferia, Ventos de Agosto propone una narración poco pretenciosa pero jugosa, sobre todo a la hora de representar climas.

Por @paula_caffaro

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail