El Vaticano restaura “El Evangelio según San Mateo” de Pasolini

El evangelio según San Mateo“, obra capital del director italiano Pier Paolo Pasolini, cumple este año medio siglo de su estreno, efeméride que coincide con la decisión del Vaticano de restaurar la cinta, que conserva la filmoteca papal.

El filme estrenado en 1964 ilustra la vida de Jesús de Nazaret desde su nacimiento hasta su crucifixión que en este caso transcurre en la ciudad italiana de Matera, en la región meridional de Basilicata.

Bajo una atmósfera neorrealista, el director (1922-1975) da vida a los principales pasajes del Evangelio empleando como actores a los habitantes de dicha región, creando una atmósfera sugestiva y espiritual y marcada decisivamente por el silencio.

Una de las copias de esta película de 16 milímetros y en blanco y negro se encuentra en las estanterías de la Filmoteca vaticana, instituida el 16 de noviembre de 1959 por Juan XXIII con el objetivo de recoger y conservar las cintas donadas por particulares sobre la Iglesia y la historia del papado. El archivo cuenta con alrededor de 8.000 títulos, entre los que hay verdaderos tesoros.

La directora del archivo, Claudia Di Giovanni, explicó que el ejemplar se había cuarteado y había perdido elasticidad a causa de los efectos del paso del tiempo por lo que ahora están restaurándolo y digitalizándolo con el fin de que pueda ser empleado por estudiosos e investigadores, una de las razones de ser de la Filmoteca.

Con los años esta cinta ha pasado de suscitar controversias a recibir los halagos de la Iglesia del siglo XXI, concretamente del director de “L’Osservatore Romano”, Giovanni Maria Vian, quien la ha calificado como “una de las más bellas jamás rodada sobre la vida de Jesús”.

Pasolini, en una carta a su amigo Alfredo Bini, explicaba las razones por las que, siendo agnóstico y marxista, había optado por realizar una película sobre la vida de Cristo, al que consideraba representante de una “belleza moral en estado puro”.

El autor alegaba que su decisión se produjo tras leer el Evangelio del apóstol, que le hizo obsesionarse con “la humanidad de Jesús y su fuerza interior” y con su “falta de temor al escándalo”, un concepto, este último, muy presente en la biografía del cineasta.

La clave de la producción reside en la figura de Cristo, encarnado por Enrique Irazoqui (Barcelona, 1944) un militante antifranquista español que, a pesar de negarse en un principio, aceptó la propuesta de Pasolini.

El hecho de que Irazoqui rechazara a priori su participación convenció al autor de la idoneidad del joven catalán, porque de ese modo podría contar con un Jesús que es “Cristo en contra de su voluntad”.

Es este personaje, de penetrante mirada, el que más impresiona a la directora del archivo ya que encarnó el lado “divino y humano” de Cristo, hasta el punto de convertirlo en una “figura (cinematográfica) impresionante”.

El año que viene Italia recordará con diversos actos el 40 aniversario de la misteriosa muerte de Pasolini (su cuerpo apareció golpeado y atropellado), quien, por el momento, estará presente en la Mostra de Venecia de este año con una película sobre su vida dirigida por el italiano Abel Ferrara y protagonizada por el estadounidense Willem Dafoe.

Fuente: Terra

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail