Crítica: Viva Matanzas (2019), de Dick Verdult – BAFICI

Viva Matanzas (España / Holanda – 2019)
BAFICI 2019: Competencia Vanguardia y Género

Dirección, Guion y Producción: Dick Verdult / Produccion ejecutiva: Nelly Voorhuis / Montaje: Dick Verdult, Maria van Heeswijk / Fotografía: Luuk Bouwman / Música: Dick El Demasiado / Sonido: Kees de Groot / Duración: 50 Minutos.

Este alocado, desbordado y antinaturalista documental describe el evento que se prepara en el pueblo de Aragón donde reunirán muchos de sus habitantes, para dramatizar la batalla de la Bahía de Matanzas en el año 1632, aquella acontecida en el marco de la Guerra de los 80 años. Dando esta batalla por resultado a una Nueva España vencedora de Holanda y los países bajos.

Teatralizada por sus mismos habitantes y en sus propios escenarios naturales esta dinámica funciona como una conmemoración histórica, pero no tan tradicional como parece.

Esta reconstrucción popular funciona como una parodia acerca de la idea de lo bélico, de la guerra y su absurdo intrínseco, ya que en esta batalla no hay muertos la idea de ganadores guerreros queda en segundo plano. La escenificación local es grotesca y alejada de los festejos canónicos sobre este tipo de sucesos épicos.

En presente se teatraliza “la gran batalla” de manera coral con disfraces extraños, cantos y actuaciones exóticas a plena luz del sol. A la par y por partes fragmentarias se insertan dramatizaciones actorales filmadas en interiores, que ficcionalizan distintas situaciones que el director imagina podrían haber sucedido entre los holandeses durante esos tiempos de guerra. Es singular que las escenas son protagonizadas por mujeres, esas que en el campo de batalla siempre están ausentes.

El filme comienza con un texto que define el perfil de la propuesta narrativa: “Dedicado a los que sufren de patriotismo y a los que sufren por ellos” A lo que continúa “Matanza: 1) femenino del plural: matanza 2) Ciudad y bahía de Cuba 3) Del que no se sabe en verdadero significado. Por ejemplo: una película matánzica”.

En su tercera acepción Dick “el demasiado” deja claro que este relato parodia y cuestiona las ideas acerca de la guerra y la muerte.

Para reforzar su hipótesis narrativa, el filme muestra como ninguno de los habitantes del pueblo quiere representar al Almirante Benavidez quien se dio a la fuga sin luchar, y para ello traen a dos desconocidos de otro pueblo que encarnan al Almirante y sus súbditos.

Una locura llena de inteligencia.

Por Victoria Leven
@LevenVictoria

 

65%
  • Nuestro Puntaje
Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail