Ciclo homenaje a Isabel Sarli, gratis y en fílmico en la ENERC

Isabel Sarli fue uno de los mayores íconos del cine argentino, y como ícono el más audaz e internacional. Asociada a su descubridor Armando Bó, que fue también el gran amor de su vida, Sarli fue un símbolo contra la censura, que persiguió implacablemente sus filmes. Una mujer que, en un contexto regresivo, comprendió el negocio del que formaba parte y se erigió en exitosa empresaria de sí misma.

Las proyecciones, con entrada gratuita, tendrán lugar en la ENERC (Moreno 1199, CABA).

Sábado 6

17hs. EL TRUENO ENTRE LAS HOJAS (Argentina-1957) de Armando Bó, c/Isabel Sarli, Armando Bó, Ernesto Báez, Andrés Lazlo. 99’.
En 1957 Armando Bó había decidido filmar un tema del escritor paraguayo Augusto Roa Bastos en un plan de realismo social similar al de algunas películas anteriores suyas (Con el sudor de tu frente, 1950) y estaba buscando protagonista femenina cuando su productor le presentó a Isabel Sarli, que había sido Miss Argentina y en ese momento trabajaba como modelo. Impresionado por algunos filmes europeos, que contenían breves desnudos femeninos, Bó decidió causar impacto con un desnudo total. Con las promesas de una malla color carne que nunca existió y de un plano lejano que el fotógrafo Enrique Wallsfich transformó en cercano con los lentes correspondientes, Bó dio origen a uno de los íconos más perdurables del cine argentino. El filme fue un éxito inmediato y espontáneo, primero en toda Argentina y luego en Latinoamérica.

19hs. SABALEROS (Argentina-1958) de Armando Bó, c/Isabel Sarli, Armando Bó, Alba Mugica, Ernesto Báez. 93’.
Este segundo filme de la dupla se inscribe en la intención de realismo social extremo que el director venía ensayando desde El Trueno entre las hojas. Es uno de los pocos títulos de su filmografía que se sostiene en forma independiente de la exhibición de su estrella, en virtud de la originalidad de su tema y el vigor de su realización, en particular en las escenas de acción. Una de ellas, la feroz pelea entre Sarli y Alba Mugica, casi provoca la muerte de la diva. “Muy brava estuvo Alba conmigo. Tragué resaca, residuos de cloaca. Una inmundicia. Un paisano se dio cuenta de que yo estaba mal e hizo detener el rodaje. Mi tiraron en un carro, me llevaron a un rancho y llamaron a una ambulancia porque no me podían hacer reaccionar. Seguí el rodaje con hepatitis…”

21hs. CARNE (Argentina-1968) de Armando Bó, c/Isabel Sarli, Víctor Bó, Romualdo Quiroga, Juan Carlos Altavista, Vicente Rubino. 87’.
Este es uno de los filmes de la diva que mejor ha permanecido en la memoria de su público y es también, junto con Fiebre, el título paradigmático del dúo. Según la propia Isabel Sarli, “Casi siempre hay algo de cierto en nuestras películas, alguna cosita. La historia de Carne, por ejemplo, salió porque Armando era amigo del dueño de un frigorífico y él le contó que los sinvergüenzas espiaban desde las ventanitas del frigorífico a las mujeres que cortaban camino por la vía del tren. Y ahí las esperaban y las violaban”.

Domingo 7

18hs. SETENTA VECES SIETE (Argentina-1962) de Leopoldo Torre Nilsson, c/Isabel Sarli, Francisco Rabal, Jardel Filho, Nelly Prono, Alberto Barcel. 92’.
Este filme se hizo célebre por la curiosa combinación Sarli-Nilsson. Aunque en su momento decepcionó a los seguidores de ambos, en perspectiva se trata de una obra atípica y audaz en la que Nilsson logra un perfecto correlato entre la aridez desoladora del paisaje y la devastación emotiva de sus hombres y mujeres. A través de la deliberada morosidad de sus tiempos, de las texturas de rostros y cuerpos y de la propuesta minimalista de su puesta en escena, el director define una nueva forma de expresionismo formal. El tema se basa en relatos de Dalmiro Sáenz y el tono está en algún lugar entre el Cinema Novo brasileño y la última parte de Codicia de Erich von Stroheim.

20hs. UNA MARIPOSA EN LA NOCHE (Argentina-1977) de Armando Bó, c/Isabel Sarli, Armando Bó, Víctor Bó, Juan José Miguez, Horacio Bruno, Claude Marting, Vicente Rubino. 95’.
Una prostituta se enamora apasionadamente de un estanciero argentino en París y regresa con él a la Argentina. En sucesivos flashbacks se revela la tremenda historia de la mujer, que ha conocido la más cruel explotación en manos de un cafishio y también un matrimonio infeliz con un hombre que organiza fiestas travestis. Desbordes de todo tipo caracterizan este filme, uno de los últimos de la pareja y el único que sobrevive en versión doble, una la de su depurado estreno argentino y otra sin cortes, para el mercado extranjero. En esta ocasión se verá, por supuesto, en su versión completa.

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail