mega888 Reseña: Melbourne (2014), de Nima Javidi - CineramaPlus

Reseña: Melbourne (2014), de Nima Javidi

Melbourne (Irán – 2014)
Mar del Plata 2014: Competencia oficial

Dirección y Guion: Nima Javidi / Fotografía: Hooman Behmanesh / Montaje: Sepideh Adolvahab / Sonido: Vahid Moghadasi, Iraj Shahzadi / Música: Hamed Sabet / Producción: Javad Norouzeigi / Intérpretes: Payman Maadi, Negar Javaherian, Mani Haghighi, Shirin Yazdanbakhsh, Elham Korda / Duración: 91 minutos.

Una situación crítica agrega más tensión a la vigilia previa a un gran viaje. Una jóven pareja dejará Teherán para iniciar un largo período de estudios en Australia, pero la fatalidad inesperada los pondrá en una situación, que entre un frenético desfile de visitas de despedida, cada vez se vuelve más insostenible. ¿Qué hacer si un recién nacido deja de respirar mientras está bajo tu cuidado?

De sólo intentar pensar cómo sería estar en sus zapatos, es fácil sentir la necesidad de huir, gritar y desesperar. El realizador iraní Nima Javidi opta por recuperar esta mezcla de estados y transformarlos en acciones cinematográficas: mediante el juego con los sonidos, y las entradas y salidas de un amplio abanico de personajes, la escena (que transcurre casi exclusivamente dentro del departamento de la pareja) se enrarece con el paso del tiempo. Si bien es cierto que la trama pierde vitalidad hacía la mitad del relato, lo que no puede negarse es cómo la demora de la morbosidad logra sostener a más de un espectador curioso.

Sin ninguna novedad ni virtuosismo técnico o estilístico Melbourne no es un gran filme, pero logra transmitir algunas sensaciones físicas. Estados que no cualquier película puede provocar, y es por ese motivo que merece, al menos, una oportunidad. También es lícito reconocer cómo el problema moral acerca de la muerte de un niño queda rondando en la cabeza del espectador una vez concluido el filme.

Por @paula_caffaro

 

Artículos recientes

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí