Locamente enamorada (2010), de Hilde Van Mieghem

Locamente Enamorada / Smoorverliefd (Bélgica – 2010)

Dirección: Hilde Van Mieghem / Guión: Hilde Van Mieghem y Bert Scholiers / Edición: Philippe Ravoet / Producción: Bert Hamelinck y Frank Van Passel / Dirección de arte: Kurt Loyens / Intérpretes: Veerle Dobbelaere, Marie Vinck, Wine Dierickx, Kevin Janssens, Koen de Bouw, Koen de Graeve, Jan Decleir, Huub Stapel / Duración: 90 minutos

Torbellino Femenino

Locamente enamorada es una comedia romántica en la cual se mezclan elementos típicamente estadounidenses con los indiscutibles toques europeos: al enredo característico de las comedias rosa se le suman los bellos paisajes belgas, y el refinado ambiente del viejo continente.

Cuatro mujeres apasionadas, hermosas y valientes son las protagonistas de una historia en la cual el tema central es la femineidad. Lejos de ser un objeto sexual, cada mujer de este relato pugna por alcanzar el amor verdadero. Con sus cuerpos y mentes, vivirán experiencias que les harán cuestionar sus supuestas vidas realizadas.

A través de la voz de la más pequeña de la familia nos sumergimos en el excitante universo del caos amoroso. Desde la incertidumbre e ingenuidad de una nena de 12 años vemos como el mundo de los adultos se presenta casi como un cuento de hadas. Pero los príncipes no sobran y con un Edipo en vías de desarrollo, el principal objetivo es que papa se quede con mama.

En el acto propio de la escritura, la joven Eva confirma la construcción. Una vez más, el cine utiliza este recurso por el cual nos dice a gritos que su técnica es la más eficaz para hacernos vivir de ilusiones. El espectador sueña a través de esta tela araña de vivencias, que si bien lo dejan con un sabor a poco, al menos lo entretienen un rato.

A cuenta del tan esperado happy ending, el relato nos pasea desde los intensos encuentros sexuales de la tía Bárbara hasta el íntimo cuestionamiento de saber si estamos tomando el camino correcto. Por momentos se torna predecible, pero la simpatía de los personajes invitan al relajo y el paso de un buen momento de descanso. Sin demasiadas pretensiones, el film encierra una temática harto conocida en donde la mujer fuerte logra cumplir con su misión: tener lo que ella quiere, como quiere.

Por Paula Caffaro
redaccion@cineramaplus.com.ar

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail