Filmoteca en Vivo: Ciclo Mario Soffici en la ENERC

Esta noche y mañana la Filmoteca Buenos Aires presenta en la sala INCAA KM 1 de la ENERC cuatro obras fundamentales del gran Mario Soffici. Como siempre las funciones son gratuitas y las copias en fílmico.

ENERC – Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, Moreno 1199 – Ciudad Autónoma de Bs. As.

PROGRAMACIÓN

VIERNES 7 DE NOVIEMBRE

23.00Hs.
LA CABALGATA DEL CIRCO (Argentina-1945) de Mario Soffici, c/ Libertad Lamarque, Hugo del Carril, José Olarra, Orestes Caviglia, Juan José Míguez, Ilde Pirovano, Eva Duarte, Armando Bó. 85’.
Este fue uno de los proyectos más personales del realizador Mario Soffici, que desde el principio de su carrera había aprendido a lidiar con la industria para lograr un equilibrio entre los deseos propios y los ajenos. El historiador Abel Posadas fue el primero en advertir que la única recurrencia en su extensa obra es una suerte de crisis de identidad, una tensión entre la apariencia y la realidad en la personalidad de sus protagonistas. En dos de sus films fundamentales (Prisioneros de la tierra, Tres hombres del río) Soffici había utilizado fuertemente la naturaleza y el paisaje para llegar a ese interior conflictuado de sus personajes. En La cabalgata del circo utilizó el procedimiento inverso y complementario de llegar hasta ellos superponiendo vertiginosamente diversas formas de la representación, una verdadera cabalgata que va desde el circo criollo hasta el cine pasando por todas las formas posibles del entretenimiento popular (incluyendo los juguetes, en la hermosa secuencia de títulos). En el centro de ese vértigo están los protagonistas (Lamarque, Del Carril), que en la trama del film son hermanos pero en todas las ficciones que interpretan son pareja. Hay aliento épico en la historia, casi obligatoriamente, porque abarca dos familias, varias generaciones y algunas peripecias pioneras. Pero desde el comienzo queda bastante claro que la imagen recurrente de las carretas, que avanzan con dificultad en medio de inmenso paisaje, tiene una intención más poética que realista. Y también que el vínculo entre los personajes de Lamarque y Del Carril, reforzado por el talento y por el amor al espectáculo, es el único que verdaderamente importa en el film. De hecho, es el único que sobrevive hasta el final, que es rarísimo y reflexivo: luego de un rápido zapping por los hitos del cine argentino (incluyendo muchos títulos del período mudo, casi todos los cuales hoy ya no existen), la última secuencia encuentra a los protagonistas asistiendo al rodaje y al estreno de La cabalgata del circo, convencidos ya de que ese es el espectáculo definitivo, el “teatro que no es teatro” con el que sueñan desde el comienzo.
Hasta el año pasado no existía buena copia en fílmico de esta obra maestra. Fue restaurada a partir de dos copias por Marina Coen de la Cineteca del INCAA y preservada por gestión de Fernando Martín Peña para INCAATV.

SÁBADO 8 DE NOVIEMBRE

18.00Hs.
MUJERES CASADAS (Argentina, 1954) de Mario Soffici, c/Elina Colomer, Ana Lasalle, Francisco Martínez Allende, Héctor Calcaño, Nelly Panizza. 90’.
Soffici es, según creo, nuestro más grande autor de films hasta el día de hoy. Ha tocado todos los géneros, pero atravesados por un phylum común que los une en un estilo que es también una visión de mundo y de la historia. Ha tocado también varias profesiones, paisajes geográficos argentinos, la ciudad y el campo, y todas las clases sociales, además de algunas todavía por descubrirse. Aquí se instala en la clase alta porteña y sus mujeres. El film es retorcido y piadoso, lo cual no implica que excluya una adecuada dosis de ironía cuando es preciso. De los menos frecuentados de su autor, merece pasar al frente como los valientes y los buenos estudiantes. Texto de Ángel Faretta.

20.00Hs.
UNA VENTANA A LA VIDA (Argentina-1953) de Mario Soffici, c/Mario Soffici, Diana Maggi, Maruja Gil Quesada, Mirtha Torres, Domingo Sapelli. 90’.
Hay una zona de la obra de Mario Soffici todavía bastante poco frecuentada. Ahora que por fortuna la otrora desconocida La secta de trébol ha ocupado su lugar, melodramas como La gata, La indeseable, Mujeres casadas y esta Ventana a la vida deben hacerlo a continuación. De frecuentarse esta zona expresiva se tendría la respuesta eficiente del porqué consideramos a Mario Soffici como el autor más completo que ha dado el cine argentino: lo ha abordado todo, o al menos lo ha intentado, abarcando más geografías, épocas, bases literarias y géneros que ningún otro director. Texto de Ángel Faretta.

22.00Hs.
TIERRA DEL FUEGO -SINFONÍA BÁRBARA- (Argentina, 1948) de Mario Soffici, c/Pedro López Lagar, Sabina Olmos, Mario Soffici, Alberto Closas, Ricardo Duggan, Orestes Caviglia, Norma Giménez, Walter Jacob, Raúl del Valle, Leticia Scury, Hedy Crilla. 119’.
Soffici fue uno de los pocos cineastas que procuró hacer un verdadero cine nacional y no solamente porteño. Sobre un libreto de Ulyses Petit de Murat, lo que cuenta aquí son varias historias individuales que convergen en el imponente marco del extremo Sur del continente, e implican, en todos los casos, una crisis de fe. Aunque los protagonistas son personajes de ficción, la mayor parte de las situaciones importantes del film están basadas en episodios reales, como la masacre de indígenas que perpetran los hacendados de la zona, una de las pocas oportunidades en las que el cine argentino clásico se permitió representar el genocidio sobre los pueblos originarios. Aunque hoy se cuenta entre sus obras menos vistas, Tierra del Fuego fue la película más ambiciosa y extrema de Soffici.

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail