España. Directora del ICAA: «No pierdo la esperanza de que baje el IVA»

La directora del Instituto de la Cinematografía y la Artes Audiovisuales (ICAA) de España, Susana de la Sierra, concedió al diario vasco EL CORREO una extensa entrevista. La primera que brinda la funcionaria desde que el ministro de economía Cristóbal Montoro criticara duramente al cine español, crítica que recibió una respuesta unánime de la industria audiovisual española.

Es necesario decir que antes de expresar su opinión Montoro ya había realizado recortes al presupuesto del ICAA y mantiene el IVA cultural más alto de Europa. Sobre la postura de Montoro y buena parte de la opinión pública ibérica Susana de la Sierra comentó que “Nadie se pregunta cómo funcionan las ayudas a la agricultura”.

Lo dramático e interesante del caso es que esta entrevista se parece mucho a cualquiera que pudo haber dado un director del INCAA antes de que el Instituto argentino hubiera conseguido la autarquía.

– ¿Qué le parecen las declaraciones del ministro Montoro culpando de la mala salud del cine español a «su calidad» y no a los recortes o la subida del IVA?
– Yo no voy a reflexionar sobre las declaraciones de un ministro. Lógicamente, desde el ICAA hemos sostenido siempre que estamos muy orgullosos del cine que se hace en nuestro país. Como en el resto de países tenemos películas de todos los tipos y calidades. No existe un debate general sobre la calidad del libro o del teatro. Más allá de las declaraciones de un ministro, llama la atención que la opinión pública tenga formada su opinión sobre un sector cultural. El cine español ha demostrado en las últimas semanas que conecta con su público y está recibiendo reconocimientos en festivales internacionales. Me remito a datos objetivos: el 43% de la taquilla del anterior fin de semana correspondió a películas españolas.

– ¿Cuál será ese nuevo porcentaje de desgravación fiscal? El 18% actual se ha mostrado claramente insuficiente.
– El problema no es el 18%, sino el 5% del llamado coproductor financiero, esto es, la persona de fuera del cine que decide invertir en una película. A ese es al que hay que atraer con un mecanismo interesante. Lo más importante es que desaparezca la distinción entre productor y coproductor financiero, que cualquiera pueda invertir en cine y beneficiarse de esos incentivos fiscales. Atraer capital de otras partes y que el inversor obtenga un beneficio por ello. Y es verdad que el 18% habría que subirlo un poquitín. Barajamos cifras en torno al 25%, un porcentaje razonable y sostenible desde el punto de vista económico, que no tendría un impacto excesivo en la Hacienda pública.

– ¿Cree que, en el fondo, hay un desconocimiento del cine español? ¿Se habla mal de algo que no se conoce?
– Sí. Hay un desconocimiento generalizado por parte de la opinión pública del cine y de la forma de financiarlo, son opiniones estereotipadas. Para empezar, se meten todas las ayudas en el mismo saco, no se sabe que hay distintas clases según las finalidades. Y si no cumples los requisitos no puedes recibirlas. No existe un debate tan encendido sobre las ayudas en otros sectores. No se ven las películas y sin embargo hay una opinión formada.

– ¿Cree que el cine español se ha visto demasiado expuesto políticamente?
– Por alguna razón, hay una relación estrecha entre cine y política, no sé si más o menos que en otros países. Quienes tenemos encomendada la política pública cinematográfica tenemos que prescindir de esa apreciación y trabajar por el cine en todas sus fases, desde la producción hasta la Filmoteca.

– Lleva casi dos años en el cargo. ¿Qué balance hace?
– Son dos años que han supuesto exactamente lo que esperaba. El director del ICAA no tiene más rango que el de director general, y sin embargo tiene una exposición pública equivalente a la de un ministro. Eres interlocutor directo con el cine, pero careces de la responsabilidad y los medios para negociar las cuestiones importantes relativas a la financiación. Mucha visibilidad, sí, pero paradójicamente sin competencias para negociar como si fueses un ministro.

“NO PIERDO LA ESPERANZA DE QUE BAJE EL IVA”

– Un año después de la subida del IVA cultural se ha demostrado que la medida ha supuesto un mazazo para el cine.
– Ha habido una suma de factores en los últimos años. El aumento del IVA también ha ayudado a que de manera paulatina el espectador esté dejando de ir a las salas. Cada factor habrá que abordarlo con sus medios específicos.

– Wert y Montoro reconocían la semana pasada por primera vez en sede parlamentaria que el IVA cultural se revisará en 2014.
– Lo dijeron ambos ministros. Yo no pierdo la esperanza.

– El recorte del Fondo de protección a la cinematografía impedía cobrar las ayudas que se les adeudan a los productores que estrenaron hace un par de años. ¿Al final van a poder cobrar?
– Sí, eso ha dicho el ministro de Hacienda y yo confío en sus palabras. Ya nos han pedido desde Hacienda todos los datos para establecer la cuantía a satisfacer. Nos consta que están trabajando en ello.

Fragmento de la entrevista realizada por Oskar Belategui para diario EL CORREO.

ENTREVISTA COMPLETA

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail