El mar nos mira de lejos (2017), de Manuel Muñoz Rivas – FIDBA 2018

El mar nos mira de lejos (España – 2017)
Berlinale 2017: Forum
FIDBA 2018: Competencia internacional

Dirección y Guion: Manuel Muñoz Rivas / Fotografía: Mauro Herce / Música: Joaquín Pachón / Edición: Cristóbal Fernández,Pablo gil Rituerto / Producción: Irene Borrego / Duración 93 minutos.

Una voz en off nos narra un relato mítico de un grupo de hombres que llegan a inhóspitas playas allá por el 1800: “Aquí una vez existió la legendaria ciudad de Tartesos” susurra el narrador escondido en las imágenes detalladas de una playa ventosa, desierta y lejana, como si allí se respiraran historias mágicas.

Mitos, leyendas, se mezclan con la vida de un grupo de personajes que hoy viven allí. ¿Personas o personajes? ¿Ficción o documental? El relato está instalado allí en esa franja indefinida de ambos discursos que se tocan, se unen y disuelven las definiciones radicales.

Una cámara maravillosamente atenta, expresiva y observacional a la vez sigue a cada personaje en su cotidiana fajina, en su descanso, en sus infinitos silencios, en sus charlas o en sus vínculos, y ante todo en su soledad. Gente que ha llegado allí detrás de alguna utopía, un secreto que no nos han de revelar.

El mar es el rey de las imágenes. Cambiante como un personaje: crespo, agresivo, sereno, cálido, frío u oculto bajo la luna aparece una y otra vez en la vida de esta costa indefinible.

Las ventanas nos dejan ver los atardeceres y los días, las noches, lo que se mueve a lo lejos como en un marco casi pictórico. La arena y sus movimientos plásticos, se yuxtapone a los detalles del agua, las imágenes de los habitantes en la orilla, y las fotografías antiguas colgadas en las paredes de sus casillas, el presente y el pasado.

Las narraciones en off, como un diario de aquellos colonos de antaño que allí estuvieron, resuenan en el aire con anécdotas posibles o imposibles que dialogan indirectamente con los que hoy ocupan el mismo lugar. Esos personajes que aparecen en el filme son tan variados como los detalles del paisaje: una joven pareja junto al mar, un par de hombres tocando la guitarra y cantando el Camarón, un anciano que mira el horizonte junto a su perro, un pescador, un grupo de hombres y mujeres en silencio frente a una fogata nocturna. Un micro mundo junto a las misteriosas aguas marítimas.

Por Victoria Leven
@LevenVictoria

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail