Crítica: Midnight Ramblers (2017), de Julian Ballester – FIDBA 2018

Midnight Ramblers (Francia – 2017)
FIDBA 2018: Competencia Ópera Prima

Dirección, Fotografía y Sonido: Julian Ballester / Montaje: Baptiste Petit-Gats / Producción: Damien Megherbi, Justin Pechberty / Duración: 57 minutos.

Esta opera prima del joven realizador francés Julián Ballester, que ya había indagado en sus primeros trabajos de estudiante sobre la “vida de la calle y sus personajes” con prostitutas, transexuales y otros registros de la marginalidad, toma aquí como centro “los caminantes de la medianoche” en Montreal, Canadá.

En un país hoy reconocido por su alta calidad de vida, este es un registro urbano de hombres y mujeres (más jóvenes o más maduros) que, alienados ante todo por el consumo de drogas duras, viven en el desamparo de la calle, la soledad más perturbadora y la adicción que los encadena a una vida con un rumbo imprevisible, fatalmente trágico.

Con una eficiencia purista en el rol de documentalista observacional, el director sigue paso a paso la vida nocturna de 6 personajes, sin romper jamás la barrera de su presente ausencia, mira sin involucrarse jamás. Lo que le permite “estar ahí” hasta en las escenas más crueles para el espectador, esas en las que diariamente se da el infernal acto del consumo. Una y otra vez, sin salida, estos jóvenes gozan y sufren su dependencia emocional.

La soledad está retratada de manera intima, Montreal se ve oscura y llena de seres a la deriva, registrados por una cámara que los encuadra en una cercanía magistralmente incómoda.

Vemos sus rostros frágiles y escuchamos sus sueños perdidos, sus deseos frustrados y sus intentos de salir de ese círculo de vida esclavizante. Los vemos intentar una vez más un tratamiento que el estado ofrece como salida a la adicción y conocemos sus historias de vida, sus debilidades y ante todo su vulnerabilidad emocional.

Cruel y realista el documental nos sumerge en un universo de marginalidad y sufrimiento en el marco de una ciudad imponente de este llamado primer mundo actual.

Por Victoria Leven
@LevenVictoria

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail