Crítica: O amor dentro da câmera (2021), de Jamille Fortunato y Lara Beck Belov – 22 BAFICI

O amor dentro da câmera (Brasil – 2021)
22 BAFICI: Competencia Internacional

Dirección, Guion: Jamille Fortunato, Lara Beck Belov / Producción: Cecilia Amado / Montaje: Henrique Filho, Gabriel Teixeira / Sonido: Laura Zimmermann / Música Original: Luciano Salvador Bahia / Intérpretes: Orlando Senna, Conceição Senna / Duración: 84 minutos.

Con la dirección de Jamille Fortunato y Lara Beck Belov, este documental nos muestra la trayectoria artística y amorosa de dos artistas revolucionarios, exponentes del cinema novo y del cine marginal. Orlando Senna, cineasta, crítico y gestor cultural, que estuviera al frente de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (Cuba), junto a su amada Conceição Senna, actriz, presentadora televisiva y documentalista con la que compartió el amor, el cine y la vida.

LOS SUEÑOS SON UNA LUZ NOCTURNA

Tanto Orlando como Conceição Senna han compartido juntos revolución y amor, han logrado alcanzar un vivir revolucionario, que como el mismo Orlando asegura, en un reportaje televisivo, se trata de vivir cada día renovado, una manera de ser nuevo todos los días. Durante una gran parte del metraje aparecen juntos recostados sobre la cama, abrazados o acariciándose, compartiendo el desayuno, café y papaya, rememorando viejos tiempos a través de las fotos y charlando sobre sus trabajos en el cine y en la televisión, ya que sus relatos estarán apoyados por material fotográfico y fílmico de archivo.

Orlando nos cuenta que nació viendo ensayos de teatro y mucho cine, ya que su madre era actriz y hacía danza teatro. Y con respecto a los filmes, él veía casi todos los días uno nuevo porque su primo era dueño de un cine. Orlando comenta que el cinema novo no fue un movimiento que nació sólo sino que surgió al mismo tiempo que el nuevo teatro. Al mismo tiempo toma fuerza la nueva universidad federal de Bahía, junto a sus escuelas de arte, porque existió un concepto nuevo de universidad, y de teatro: el cinema novo, al igual que la bossa nova, está conectado y es una rama más de un mismo árbol.

Con el golpe de estado de 1964 el cinema novo dejaría de prosperar, recordemos que su florecimiento comenzó en 1960 y su más notable exponente fue Glober Rocha que dijo que podían hacer un cine que nadie había hecho antes, ya que su cine había revalorizado la realidad brasilera que se traducía en hambre y subdesarrollo en contraposición con el cine comercial del tipo hollywoodense que sólo mostraba un mundo irreal e impostado que nada tenía que ver con la realidad.

Tanto Orlando como Conceição pasaron una década en Cuba, donde él se desempeñaría como funcionario al frente de la mítica escuela de Cine de San Antonio de los Baños, y su mujer Conceição se destacaría como presentadora televisiva. En uno de los documentos audiovisuales de archivo lo vemos a Orlando, después de pronunciar un breve discurso, unido en un fuerte abrazo a Fernando Birri, el gran cineasta argentino, y a Gabriel García Márquez, fundadores ambos de la histórica escuela. El matrimonio asegura que gracias a su estadía en Cuba se sintieron totalmente revitalizados, ya que como afirma C. por momentos uno no distingue, por la similitud, si está en Cuba o en Brasil.

En 1974, en plena dictadura militar, decidieron hacer un filme que pusiera al descubierto la mentira que el gobierno había difundido sobre el milagro económico brasilero, una mentira creada por la dictadura militar. Se dispusieron a cruzar el Amazonas en una aventura en la que corrían peligro de morir o terminar desaparecidos. Allí presenciaron los primeros incendios de la Amazonia, y al chocar contra una realidad brutal, la narración de su filme registraría esa realidad fundida con la ficción.

Con cámara en mano recorreremos la casa de la pareja, asistiremos a su rutina diaria, sesiones de yoga, momentos de esparcimiento en los que vemos a C. calentándole las manos a Orlando porque siempre las tiene frías, compartiendo comidas, música, canciones, escucharemos a Orlando recitando un poema de amor, veremos a C. esparciendo incienso por una habitación, o fumando marihuana en la cama o frente a un ventanal.

Este bello y emocionante documental sobre la vida y el arte nos muestra una parte de la historia de Brasil y de Cuba de la que ellos se erigen en testigos privilegiados ya que formaron parte de esa misma historia siendo protagonistas. Orlando asegura que el tiempo, una de sus preocupaciones fundamentales, es circular y no lineal. Muchos comparan la vida con un río que una vez que pasa ya no vuelve más, sin embargo Orlando asegura que el tiempo al igual que la vida va y viene. Y parafraseando a Orlando cuando la memoria y la rememoración no alcanzan para rescatar el pasado uno debe recurrir a la imaginación para llenar esos vacíos.

Por Gabriela Mársico
@GabrielaMarsico

80%
  • Nuestro Puntaje
Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail