Crítica: Futura (2021), de Pietro Marcello, Francesco Munzi y Alice Rohrwacher – BAFICI

Futura (Italia – 2021)
BAFICI 23: Panorama / Hacerse grande

Dirección y Guion: Pietro Marcello, Francesco Munzi, Alice Rohrwacher / Producción Ejecutiva: Alessio Lazzareschi / Fotografía: Ilyà Sapeha / Edición: Aline Hervé / Sonido: Marta Billingsley / Música: Marco Messina, Sacha Ricci / Duración: 110 minutos.

“¿Cómo ves el futuro?”. Esta pregunta se repite una y otra vez formulada de diferentes maneras durante las casi dos horas que dura Futura. Entre el comienzo del rodaje hasta el final pasó una pandemia.

El documental es, como ningún otro, el género del presente. Quizás por las temáticas abordadas o por su forma, por su registro de lo existente por encima de la creación de un universo como en la ficción. De allí viene su nombre, de documento. Futura es una obra del presente, pero presenta un diálogo indisimulable con el pasado.

Su objetivo es sumamente ambicioso: describir, mostrar, sintetizar lo que piensan los jóvenes en la actualidad en distintas zonas de Italia. Para ello elige, por momentos, enraizarse en una genealogía cuyo origen es Entrevista sobre el amor (Comizi d’amore, Pier Paolo Pasolini, 1964). Si bien su interés es el presente, no elude mirar al pasado para registrar cambios y continuidades. Tampoco esa elección es inocente, implica la adscripción a una ideología y una poética.

El registro se asemeja, por momentos, al de los viejos documentales televisivos (y al del mismo Pasolini) optando por las entrevistas grupales por sobre las individuales, casi todas hechas en exteriores. Esto aporta mucho dinamismo a los testimonios al nivel de olvidarnos que estamos viendo una película hecho casi exclusivamente de entrevistas. También es interesante la fotografía que por momentos asemeja mucho su textura a la del fílmico, generando, nuevamente, esa relación con esa tradición ya mencionada.

El documental comienza, como hemos dicho, en la pre-pandemia. La irrupción del covid parte en dos al relato al tiempo que genera una estructura de antes/después ya que muchos jóvenes vuelven a aparecer. Este hecho fortuito forma parte de la propia producción de los documentales: la realidad modifica, define y resignifica el relato.

A partir de preguntas muy simples surgen montones de problemáticas distintas: el futuro, la política, las redes sociales, el mundo del trabajo, el amor, las diferencias generacionales. Esto ocurre por la gran cantidad de jóvenes originarios de regiones muy distintas entre sí.

De esta manera conviven chicos y chicas que quieren ser cocineros, jockeys, boxeadores, agricultores, estudiantes universitarios, operarios de fábrica, inmigrantes. Sus sueños y miedos son muy diversos y eso vuelve muy profundo al documental. No trata de decir “los jóvenes de hoy son así”, explora la diversidad, aunque de ella se desprenden puntos en común, entre las disidencias puede entreverse algo similar a un zeitgeist, un clima de época.

Futura es un documental importante no sólo por su temática, sino porque su factura y sus decisiones estéticas. A su vez nos deja la impresión de que debería realizarse uno así en cada país. Difícil que el espectador no se pregunte “¿Y cómo sería este documental si se hiciera aquí? ¿Qué nos revelaría? ¿Qué nos diría de nuestros jóvenes y de nosotros mismos?” Mientras esperamos por esos otros documentales, podemos rever este para seguir encontrando capas de sentido o simplemente disfrutar de un buen filme.

Por Martín Miguel Pereira

80%
  • Nuestro Puntaje
Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail