Crítica: Barrio Obrero (2022), de Mara Pescio – MDQFF37

Barrio Obrero (Argentina – 2022)
MDQFF37: Competencia Argentina – Premiere Mundial

Dirección y Guion: Mara Pescio / Producción: Martín Rodríguez Redondo / Fotografía: Inés Duacastella, Armin Marchesini Weihmüller / Edición: Andrés Pepe Estrada, Florencia Gómez García y Miguel De Zuviría / Sonido: Andrés Perugini / Duración: 64 minutos.

Este trabajo de Mara Pescio, nos trae los mejores aires frescos que el documental suele acercarnos, más allá de la ficción y sus territorios. Esta narración de no ficción, construida desde la simpleza de lo autobiográfico se nos presenta tan breve y austero, como sencillo y sólido.

La trama de esta historia resumida en pocas líneas presenta parte de la vida de Silvia (tía de la realizadora) que al regreso de su visita a Moscú en los años 60 y luego de descubrir una ciudad que se presenta en su esplendor, llega a Buenos aires y se encuentra con un barrio en construcción, aquellos que en manos de una cooperativa proyectan el barrio de El hogar obrero.

Silvia ve en esta gestión un proyecto colectivo que anida el alma de aquellas gestas rusas plenas de un espíritu colectivista. Tomada por esa pasión y sus ideales socialistas abandona toda su vida familiar para habitar uno de los tantos departamentos de aquella construcción, llevando bajo su brazo un proyecto singular. Su meta es encerrarse en ese pequeño lugar para retratar la vida de más de 200 propietarios, y crear un retrato colectivo, único y local. Pero tiempo después su rastro se pierde para siempre, y es su sobrina la que rescatando manuscritos de aquella novela imposible, construye este filme en homenaje a aquellas gestas y nuestras pequeñas grandes historias.

Realizado con material de archivo, Mara Pescio juega a concluir la obra literaria inconclusa y se sumerge en la intención de armar ese retrato perdido, aquella novela sobre el cooperativismo se transforma en un rompecabezas audiovisual que indaga entre los habitantes de ese complejo urbano paradigmático de nuestra historia del siglo XX.

En este mix de archivos se mezcla lo familiar con lo personal y lo político con lo social. Cuanto hay de verdad en la voz de la narradora y cuánto hay de verdad en la historia narrada, es cuasi imposible de constatar. Solo podemos ver en trazos algunos destellos de permanencia en nuestros ojos de aquel lugar que representa más de lo que podemos decir en una nota o este documental. El hogar obrero es una historia llena de historias.

Por Victoria Leven
@LevenVictoria

75%
  • Nuestro Puntaje
Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail