BAFICI: De Caligari a Hitler (2014), de Rüdiger Suchsland

De Caligari a Hitler / Von Caligari zu Hitler (Alemania – 2014)

Dirección y Guion: Rüdiger Suchsland / Fotografía: Harald Schmuck / Montaje: Katja Dringenberg / Sonido: Tobias Schinko / Música: Michael Hartmann / Producción: Martina Haubrich / Intérpretes: Fatih Akin, Volker Schlöndorff / Duración: 118 minutos.

LA IMPORTANCIA DE PERTENECER

“¿Cuál es el rostro de la República alemana?”.  La pregunta del director Rüdiger Suchsland en su última película De Caligari a Hitler no es azarosa ni inocente por dos razones principales: en primera instancia porque está centrada en el período histórico democrático denominado República de Weimar, es decir, de las entreguerras (1919-1933) y previo al ascenso de Adolf Hitler al poder.

En segunda instancia, porque intenta hacer un recorrido por el cine de aquella época con el propósito de recuperar sus elementos característicos y restablecer el prestigio de algunos directores olvidados. En ambos casos, y apoyado también en las concepciones del crítico y teórico alemán Siegfried Kracaeur, el director se propone comparar películas emblemáticas o rupturistas para rescatar elementos distintivos que brinden la idea de unificación y memoria colectiva.

Este mismo rasgo ya podía apreciarse en El nacimiento de la tragedia (1872), donde el filósofo alemán Friedrick Nietzsche aludía, por un lado, a la creación de una cultura alemana auténtica, es decir, una cultura propia que no imitara a otras y, por el otro, un mito fundante, como aquel lazo que consolida el espíritu del pueblo.

Suchsland trabaja la comparación desde distintos puntos de vista como el tratamiento de los personajes, las temáticas, el espacio, las estéticas, la simbología pero siempre en relación al contexto histórico, político, social y económico. No es casual que se detenga en la escena de M, el vampiro negro (1931) de Fritz Lang, donde uno de los jefes de la banda de ladrones pone su mano enguantada sobre el mapa. Según Suchsland, ese gesto es un anticipo del nazismo y de las intenciones de Hitler para acaparar al mundo.

El filme no está organizado desde un aspecto lineal, sino a través de la interacción de determinados aspectos, motivos, estéticas o temas que el director rescata de las diversas películas y que articula para responder a su pregunta inicial.

De Caligari a Hitler transita un camino sinuoso de contemplación del expresionismo alemán no sólo como forma de reivindicación de este cine por el que el mismo director declara su adoración, sino también como un redescubrimiento de las raíces de Alemania, de su cultura propia y de la identidad nacional.

Por Brenda Caletti
redaccion@cineramaplus.com.ar

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail