Crítica, análisis y noticias de Cine

Crítica: Fantasmas de la ruta (2013), de Campusano

Fantasmas de la ruta (Argentina – 2013)
Mar del Plata 2013: Competencia oficial

Dirección y guión: José Celestino Campusano / Fotografía: Martín Gamaler / Edición: Martín Basterretche / Sonido: Daniel Ibarrart / Música: Claudio Miño / Producción: José Celestino Campusano, Leonardo Padín / Intérpretes: Rubén Beltrán, Mauro Galeano, Antonella Gomez, Carlos Antonio Vuletich, Damián Alberto Ávila / Duración: 210 minutos.

Pensado como miniserie televisiva, y gestado gracias al apoyo del INCAA, TDA y el BACUA, la versión “reducida” de tres horas y media de Fantasmas de la ruta fue una de las grandes sorpresas del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

José Celestino Campusano retrata los márgenes del gran Buenos Aires y lo hace con sensibilidad y valentía. El sustento de Fantasmas de la ruta son pequeñas historias y anécdotas conocidas por el realizador ordenadas a través de un sólido guión.

En este filme Campusano elige mostrar las problemática de la trata de personas para su sometimiento en la prostitución, y el tráfico de drogas. El realizador evita construir una mirada machista lo que dota al relato también de coherencia.

José Celestino Campusano es un tipo muy inteligente, sabe muy bien lo que representa en la pantalla y la manera en que lo hace. Campusano no estigmatiza, simplemente moldea una historia cuyo respaldo es la verdad tanto a la hora de mostrar las realidades más duras como cuando retrata la cotidianidad. De su mirada filosa no se salva ni siquiera su propio grupo de pertenencia, el de los motoqueros.

Si hay algo que impide que Fantasmas de la ruta alcance la perfección son las actuaciones, ese registro actoral donde se nota demasiado que el cineasta trabaja con actores no profesionales. Aunque con cuatro películas en la espalda esto ya parece una marca de autor.

Por Fausto Nicolás Balbi
redaccion@cineramaplus.com.ar

 

90%
  • Nuestro Puntaje
Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail