Laura Mora: “Estoy tremendamente afectada e inspirada por Medellín” – Rencontres de Marsella

Cada año los Rencontres du Cinéma Sud-Américain le brindan la oportunidad a los cinefilos de Marsella de descubrir documentales y ficciones de largo y cortometraje provenientes de Latinoamérica. Esta 21ra edición incluyó a mas de 30 filmes de 7 países y su película de apertura fue el documental “Viaje a los pueblos fumigados” de Fernando “Pino” Solanas.

Una de las películas más valiosas presentadas fue “Matar a Jesús”, filme de tintes autobiográficos de la realizadora colombiana Laura Mora. En el marco del Festival Aurore Rey tuvo la oportunidad de conversar con la cineasta sobre Colombia, violencia y la humanidad.

-Es evidente que la historia transcurre en Medellín ¿Que significado tiene esta ciudad para vos?
Primero es allá que sucedió el hecho trágico y anecdótico que inspira la historia, que es el asesinato de mi papá. Y, por otra parte, siento que es un lugar muy particular donde la tragedia y la belleza cohabitan, también es donde he nacido y he crecido, estoy tremendamente afectada e inspirada por esa ciudad.

-Cuando vivías en Australia después de un sueño donde un chico te dice “Yo me llamo Jesús, y he matado a tu papá”, empezaste a escribir conversaciones con Jesús, pero al final en tu película casi no hay diálogos entre Jesús y Paula.
Lo que escribí eran unos textos muy íntimos donde yo tenia conversaciones imaginarias con el supuesto sicario de mi papá, porque eso es ficción y yo no lo conocí.

Pero de lo que me di cuenta con el tiempo es que lo que había allí mas que unos diálogos internos eran unas imágenes, eran unas situaciones. Y yo creo que ese es el poder del cine también, como que la imagen hable por si sola, y genere emociones, sensaciones, mas allá de lo que se diga con palabras. Y también era adaptar un poco eso que era escrito al lenguaje cinematográfico.

Ademas Paula (la protagonista) tampoco está con ánimo de hablar, ni con él, ni con nadie. Y por eso también es que la violencia es la opción, cuando el diálogo y la palabra están fracturados, allí es cuando la sociedad y un individuo elige la violencia. Ella ya no tiene nada que decir, sus acciones lo dicen todo.

-¿Crees que Paula realmente quería matar a Jesús?
Creo que si, creo que la película se trata de asistir un proceso interno de un personaje que al principio, digamos, se limita a actuar llevada por el instinto, la emocionalidad, por la rabia, y va a procesar y vamos a asistir a ese cambio en los sentimientos del personaje. Pero al principio si, creo que quiere matar a Jesús, si no sintiera que quiere matarlo no se metería donde se mete.

-¿Es difícil resistir a la violencia?
Si es difícil, indudablemente es muy difícil cuando hay toda una sociedad que es tan violenta desde sus adentros que incita a la violencia todo el tiempo. Es decir un estado que por colapsado o por corrupción no hace un proceso de investigación y de justicia profundo.

Para resistir se requiere una fuerza muy grande, creo que mucho lo hemos hecho, es un acto de valentía muy fuerte y muy desesperado también, porque nunca vas a tener respuestas ni llegar a la verdad

-Paula a su manera elige la paz, querías darnos una imagen de esperanza al final?
La verdad es que tengo una mirada bastante negativa sobre el mundo. Creo mucho y me inspiro un montón, y me genera curiosidad el ser humano, pero la actitud del ser humano en su colectivo, me sorprende cada día mas.

Alguien, hace poco tiempo, luego de ver la película me dijo que al final si ella resiste a la violencia pero que también hay una falta de esperanza muy grande entonces. Hay un acto de esperanza en ella al resistirse a ser violenta, pero al mismo tiempo no afecta al colectivo. Los individuos deben resistir pero colectivamente no hay una solidaridad ni cambio.

-Ella se queda con un vacío enorme pero igual aprende, entiende algo que antes no sabía sobre ella y la humanidad.
Claro, ella entiende ante todo que está ante una víctima, otra víctima como ella, o sea al final el estado los ha abandonado a los dos, ha sido injusto con ambos, la vida ha sido injusta con ambos, la sociedad los ha excluido a ambos, y cuando reconoces la humanidad en el otro, empiezas a deconstruir el enemigo, y así matar al otro es más difícil. Y esa es la pregunta que meo hago sobre una sociedad como la colombiana ¿Porqué no vemos la humanidad en el otro?

Por Aurore Rey
@Pandora_rey

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail