BAFICI: Wonderful World End (2015), de Daigo Matsui

Wonderful World End (Japón – 2015)

Dirección, Guion, Edición: Daigo Matsui / Fotografía: Hiroki Shioya / Sonido: Takaomi Tomura / Música: Seiko Oomori / Producción: Manabu Katahira, Takeshi Hayashi / Intérpretes: Ai Hashimoto, Jun Aonami, Yû Inaba, Seiko Oomori, Gô Rijû / Duración: 82 minutos.

¿Y EL POP JAPONÉS?

Si Japón es el país en “donde el pop vive”, en Wonderful World End parece no evidenciarse. Al menos que llamemos “pop” a un delirio narrativo en el que sin profundizar en nada, sólo se muestra como una secuencia de momentos medianamente estéticos que nada aportan al desarrollo de una trama argumentativa. Y si busco un hilo conductor es porque el filme tampoco se presenta como un objeto disruptivo. Es decir, es una película que se queda a medio camino de todo: a medio camino del pop, a medio camino de la explosión de colores, y sobre todo, a medio camino de un sentido estético y/o narrativo.

Haroshi, una lolita gótica de 17 años, fan del cosplaying y adicta a compartir su vida diaria a través de videocasts, es interceptada por otra lolita gótica (Ami) seguidora de su canal de internet. La aparición, primero la halaga, pero luego se convierte en su sombra, incluso usurpando su casa, su novio y sus pertenencias. Ami quiere ser Haroshi y Haroshi cada vez es menos ella misma. ¿Se podría haber explorado el concepto del doble? Definitivamente si, y esa es lo que le hace falta a esta película para poder, aunque sea, entretener a alguien.

Además, debido a la presencia de Iphones, tablets, y otros dispositivos electrónicos, lo que también parece faltarle a Wonderful World End es un poco más de juego con las herramientas tecnológicas disponibles y arriesgarse a la proliferación de las mismas sobre la pantalla, y así genera un mayor efecto de conectividad. Hablar de lo que se pudiera haber hecho no está bien, entonces si me remito a lo que está, sólo voy a decir que la película hace agua por todos lados, y que la obra quedó totalmente inconclusa.

Por Paula Caffaro
@paula_caffaro

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail