Palmarés del 50 IFFR: “El perro que no calla” ganó la sección Big Screen

Después de una semana de “proyecciones” virtuales finalizó la primera etapa de la 50 edición del Festival Internacional de Cine de Róterdam.

El jurado oficial otorgó el premio Tiger de IFFR y sus 40.000 € de dote al filme Pebbles, dirigido por el cineasta indio Vinothraj PS. En palabras del jurado se trata de “ una lección de cine puro” de apariencia “simple y humilde”. Aunque trata de la pobreza extrema en los paisajes devastados por la sequía en el sur de la India, logró cautivar al jurado con su “belleza y humor”.

El Premio Especial del Jurado fue para I Comete − A Corsican Summer (Francia) una “verdadera carta de amor a la humanidad”del cineasta francés Pascal Tagnati. Esta sencilla mirada sobre la vida cotidiana en la isla de Córcega compartió premio con el filme kosovar Looking for Venera de la cineasta Norika Sefa. En este caso el jurado quiso destacar en su fallo su “moderación deliberada y la sinceridad sin pretensiones” de la realizadora para contar la historia íntima de una joven que se acerca a la mayoría de edad y navega por su entorno estrictamente jerárquico.

El filme argentino El perro que no calla de Ana Katz obtuvo el premio VPRO de la competencia Big Screen. El jurado popular de esta sección señaló que aquella “historia esperanzadora y optimista” merece el estreno garantizado en cines holandeses y la dotación de 30.000 € que incluye este galardón. Katz fue elogiada por sus “elecciones radicales en cuanto a narrativa, estructura y cinematografía”, que sirvieron para construir una mirada empática, inexpresiva y, a veces, absurda de la lucha de un joven por la vida.

El premio del público IFFR BankGiro Loterij fue para Quo vadis, Aida? (Bosnia y Herzegovina) de Jasmila Žbanić por su representación de la masacre de Srebrenica. Este drama conmovió profundamente a los espectadores locales al utilizar la perspectiva de un intérprete de la ONU que trabajó junto a soldados que fracasaron en sus esfuerzos por reducir la escalada de este terrible conflicto.

La FIPRESCI destacó al filme The Edge of Daybreak entre los aspirantes de la Tiger Competition. El cineasta tailandés Taiki Sakpisit utilizó una “atmósfera misteriosa y una rica imaginación” para presentar el “trauma y la violencia” de décadas de agitación política en esta crónica familiar desesperada. El jurado juvenil de IFFR seleccionó a La nuit des rois de Philippe Lacôte para entregarle su premio. El jurado quedó asombrado por la “innovadora combinación de géneros” de la película, que incluyó danza, poesía y prosa en los alrededores de la cárcel de La Maca en las afueras de la ciudad de Abidjan, Costa de Marfil, creando una película “innovadora y encantadora”.

Los premios Ammodo Tiger Short se otorgaron a Sunsets, everyday (Italia) del artista visual paquistaní Basir Mahmood, la sinfonía de La Habana Terranova de los cubanos Alejandro Pérez Serrano y Alejandro Alonso Estrella y el “Collage inteligente” Maat Means Land del artista y cineasta estadounidense Fox Maxy. La directora noruega Ane Hjort Guttu ganó el premio KNF por su cortometraje Manifesto que ofrece una mirada satírica sobre el arte y la sociedad contemporánea. Finalmente IFFR ha nominado a Flowers blooming in our throats (Italia) de Eva Giolo para la categoría de cortometraje del European Film Award (EFA).

Durante la ceremonia de premiación también le entregaron un reconocimiento a la cineasta estadounidense Kelly Reichardt por su “independencia liberadora y claridad de visión estética” y por crear “ imágenes prístinas y no forzadas en las que la narrativa puede desarrollarse. y evolucionar, y la mirada del espectador puede divagar”.

Via IFFR
Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail