Crítica, análisis y noticias de Cine

Crítica: Los dueños (2013), de Agustín Toscano y Ezequiel Radusky

Los dueños (Argentina – 2013)
Mar del Plata 2013: Panorama Argentino

Dirección y guión: Agustín Toscano, Ezequiel Radusky / Fotografía: Gustavo Biazzi / Montaje: Pablo Barbieri / Dirección de Arte: Gonzalo Delgado / Sonido: Catriel Vildosola / Producción: Natacha Cervi, Hernán Musaluppi, Pablo Chernov /Intérpretes: Rosario Blefari, Germán De Silva, Sergio Prina, Cynthia Avellaneda, Liliana Juárez / Duración: 95 minutos.

LA VIDA DE LOS OTROS

Con un premio de la Semana de la Crítica en Cannes 2013, Los dueños viene a contar una historia de gente que desea. Intentando conquistar un espacio que no les pertenece pero conocen muy bien. Un grupo de caseros irrumpen la propiedad de sus patrones con el fin de vivir una vida de lujos prestada.

La opera prima de Ezequiel Radusky y Agustín Toscano intenta responder preguntas acerca de las consecuencias de la invasión de la propiedad privada, no sólo la territorial sino también la sentimental. Dos grupos de personajes diferenciados por su estatus de “dueños” u “ocupantes” comparten un único espacio que será el eje de la discordia. ¿Quién vigila a quién?

A través de un exquisito juego de puntos de vista, reflejados en las posiciones de cámara y los encuadres compositivos de cada plano, la mirada omnisciente del espectador se vuelve cómplice del instinto de asalto. Detrás de rejas, hendijas y ventanas, la visión del extraño pronto se desdibujará, dejando borrosos los límites de la intimidad.

Con un espacio imposible de reconstruir, el plano de la casa se vuelve raro. ¿Cuántas ventanas tiene? ¿Cuál es la puerta principal? La desorientación visual favorece a la trama colaborando con la intriga de no saber por donde van a entrar o salir de cuadro los personajes.

Desafiando las leyes de lo privado, no hay usurpación más grande que la de compartir el cepillo de dientes. Lentamente “los otros” asechan y cuando “los dueños” salen, ellos entran a disfrutar las sobras del confort ajeno, entonces ¿cómo volver luego a la rutina de lo ordinario?

Por Paula Caffaro
redaccion@cineramaplus.com.ar

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail