Gaza vuelve a celebrar su Festival de Cine por los Derechos Humanos

Miles de palestinos en Gaza se presentaron ayer sobre una simbólica alfombra roja para inaugurar una nueva edición del festival internacional de cine por los derechos humanos que lleva precisamente ese nombre (Alfombra Roja), y que este año reclama regresar a una vida libre de conflictos.

Cerca de seis mil personas caminaron por la alfombra que se desplegó en el puerto marítimo de ciudad de Gaza, donde una gran pantalla de cine de 16×10 metros se convirtió en la protagonista de la ceremonia. Sobre la tela se podía leer la carta que en noviembre de 1917 el entonces ministro de Asuntos Exteriores británico, Arthur James Balfour, escribió a un líder del movimiento sionista, Lord Rothschild, apoyando la creación de un Estado judío en Oriente Medio. Ese texto es considerado por los palestinos como la escencia del proyecto colonial.

Este año el festival pide el derecho al regreso, la liberación de los prisioneros palestinos que están en huelga de hambre en cárceles israelíes, el fin de la división interna y “la vuelta de la vida hermosa y estable que los palestinos disfrutaron en el pasado, donde los cines y teatros florecían y la vida era bella” comentaron los organizadores.

Temas que no quedan obsoletos para la sociedad palestina actual, con más de cinco millones de refugiados en todo el mundo, cientos de presos protestando en huelga de hambre para mejorar las condiciones de su encierro, diez años de división política y décadas de conflicto con Israel, que mantiene un bloqueo sobre el enclave desde hace una década.

Durante cinco días y en otras ciudades fuera de la Franja, como Ramala en Cisjordania o Haifa en Israel, se proyectarán veintidós películas seleccionadas entre las ciento veinte locales e internacionales que recibió la organización.

Cazando fantasmas“, una obra del director palestino Raed Andony sobre los prisioneros palestinos en las cárceles israelíes, fue la primera en abrir el festival, sobre un tema muy actual con una huelga de hambre masiva e indefinida en marcha desde el 17 de abril. A esta propuesta local le seguirán otras, como la cinta egipcia “Clash“, una frenética historia de un grupo de detenidos en una camioneta policial durante las protestas en El Cario en 2013, cuando se produjo el golpe de estado que derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi.

Y otras como “Loro“, que aborda la experiencia de una familia judía de origen tunecino que termina viviendo en una casa de palestinos expulsados en 1948 con la creación del Estado de Israel; o “Bandera Negra“, sobre el grupo yihadista Estado Islámico en Irak, son parte del programa.

En busca de escenarios con simbolismo -como ocurrió en 2015, cuando se desplegó la alfombra roja sobre los escombros del barrio de Shuhaiye, próximo a ciudad de Gaza y en gran parte arrasado durante la operación militar de envergadura que Israel lanzó sobre el enclave en 2014-, en esta ocasión la localización del festival también fue representativa.

“Se eligió el puerto como escenario para decir que la población busca libertad de movimiento y exige que termine el bloqueo. El mensaje es que los palestinos desean el fin del conflicto y quieren implantar el cine y la cultura en las mentes de todos”, remarcan los organizadores.

Via Terra (EFE)

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail