FICDH: Propaganda (2014), del Colectivo MAFI

Propaganda (Chile – 2014), de Colectivo MAFI

Dirección General: Christopher Murray / Producción Ejecutiva: Diego Pino / Dirección de Contenidos: Israel Pimentel / Guión: Maite Alberdi, Christopher Murray, Antonio Luco / Realizadores: Christopher Murray, Israel Pimentel, Maite Alberdi, María Paz González, Ignacio Rojas, Antonio Luco, Adolfo Mesías, Juan Francisco González, Valeria Hofmann, Fernando Lavanderos, Carlos Araya, Jeremy Hatcher, Simón Vargas, Pelayo Lira, Felipe Azúa, Orlando Torres / Montaje: Andrea Chignoli / Cámara: Adolfo Mesías, Jeremy Hatcher, Victoria Jensen, Diego Lazo / Sonido: Sebastián Arjona, Carlo Sánchez, Camila Pruzzo, Andrés Zelada, Carlos Pérez y Jose Manuel Gatica / Fotografía: Valeria Hofmann / Duración: 61 minutos.

PROPUESTAS INCUMPLIDAS

Durante las campañas políticas, los candidatos se muestran de las más variadas formas posibles: en la calle con los vecinos, en actos, charlas, debates televisados. A estas versiones se le suma la gran cantidad de propaganda audiovisual ya sea a través de afiches, spots publicitarios, gigantografías, panfletos o, incluso, graffitis. Pero lo curioso de Propaganda, realizada por un colectivo de directos chilenos bajo la dirección general de Christopher Murray, es que los candidatos jamás son presentados en forma directa. Por el contrario, siempre están mediados ya sea por la pantalla, la posición de la cámara o la gente.

De esta manera, se muestra la grabación de un spot publicitario desde la pantalla del operador, se ve un debate televisivo donde periodista y entrevistado están de perfil a la cámara o el lente filma a una de las hijas del candidato mientras éste enuncia las propuestas y su cuerpo queda fragmentado, pues la cabeza forma parte del fuera de campo.

Según el productor del documental Diego Pino, la elección del indirecto alude a dos cuestiones: por un lado, resalta la lejanía entre el mundo de la política y el de la ciudadanía; por otro, funciona como construcción de la mirada de los diversos directores en tanto acceso o no a los candidatos. Pino explica que Michelle Bachelet no les permitió grabarla, mientras que a otro de los candidatos se lo toma de espaldas en el búnker.

A pesar de las intenciones de los directores expuestas por el productor, en Propaganda ninguno de los aspectos parece subrayarse con ese propósito: la distancia entre políticos y pueblo no está construida desde las “diferentes” miradas de la cámara – que, más bien, parecen juegos de ángulos del aparato y no tanto construcción de punto de vista autoral –, sino por la concepción política, social y cultural ya instalada sobre la posición y el rol de cada uno de ellos. Incluso los registros de las protestas tampoco favorecen esa brecha, sino que pueden pensarse como parte de las campañas de unos candidatos opuestos a otros.

Lo mismo ocurre en el otro caso: si bien se percibe cierto grado de cercanía, por ejemplo, en la filmación dentro de un búnker o en el estudio cuando un candidato graba el spot publicitario, la cuestión del acceso no se plantea como eje dentro del documental o, por lo menos, no se evidencia como elemento de la construcción del discurso; sobre todo, cuando algunos de los materiales recopilados son actos públicos registrados por la prensa.

Propaganda, entonces, mantiene un tono uniforme y monótono que no sólo eclipsa la recopilación del material o el vago intento de variedad de punto de vista, sino que se limita a fundirse en la saturación visual de carteles y volantes o en la repetición de actos públicos; como la acumulación de afiches con promesas olvidadas luego de la finalización del sufragio.

Por Brenda Caletti
redaccion@cineramaplus.com.ar

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail