Festivales: UNCIPAR confirma los largometrajes que presentará

Los días 17, 18 y 19 de abril se llevará a cabo la 36ª Jornadas Argentinas e Internacionales de Cine y Video Independiente – UNCIPAR en la ciudad costera de Villa Gesell.

El evento ya tradicional, que reúne gran parte de lo mejor que se ha realizado en el último año en materia de cortometrajes en el país, tendrá dos secciones competitivas, muestras especiales, las secciones de trasnoche y películas invitadas.

Entre las novedades, es posible adelantar las películas que han sido invitadas a participar de UNCIPAR.

NECROFOBIA – Dir. Daniel de la Vega

Primera película argentina de terror, completamente rodada en 3D. Dante es un sastre que padece una fobia que le impide estar contacto con la muerte; cada vez que está frente a un cadáver, experimenta un sentimiento escalofriante que le hace perder la razón. Su enfermedad se agudiza cuando su hermano gemelo muere y tiene que enfrentar su propio rostro en un féretro. A partir de este hecho traumático, los muros de la realidad se derrumban y varios seres cercanos son asesinados por alguien que quiere incriminarlo. Dante deberá descifrar el enigma de las muertes y descubrirá así, una realidad cercana a lo imposible…
Protagonizada por Luís Machín, Viviana Saccone, Gerardo Romano, Raúl Taibo, Julieta Cardinali y Hugo Aztar.

Palabras del director:
“Presentar una película en UNCIPAR siempre me llenó de ilusión, porque es un festival al cual asistía en mi época de estudiante buscando poder entender el arte de contar historias. Me siento agradecido por toda la motivación que significó para mi acceder a la pantalla de este festival que, sin lugar a dudas, ocupó un lugar en mi formación como cineasta. Un festival que me ayudó crecer y que hoy me ayuda a tener una perspectiva del camino recorrido”.

BOCA DE POZO – Dir. Simón Franco

Lucho lleva años trabajando en los pozos de petróleo. Al principio su salario desmesurado le permitió acceder a una vida prohibida, luego la monotonía del trabajo, las duras condiciones y el desértico entorno, lo obligaron a pasar sus días encerrado en el trailer que comparte con Rojas. Lucho se encuentra atrapado entre dos vidas y sus propios demonios.
Protagonizada por Pablo Cedrón y Nicolás Saavedra.

Palabras del director:
“Volviendo a Comodoro Rivadavia, me entusiasmó contar la problemática. Me interesaba ir mostrando el mundo del protagonista, mostrar al trabajador que trabaja 12 horas y no usa la cabeza, sólo la fuerza física. Buscamos seguir al protagonista con la cámara desde atrás ya que el guión estaba planteado así. Me gusta ser sincero cuando estoy filmando”.

GABOR – Dir. Sebastián Alfie

Gabor Bene, un director de fotografía húngaro que se ha quedado ciego, y vive de alquilar sus cámaras y lentes. Sebastián llega a él, justamente, buscando la cámara perfecta para filmar un cortometraje por encargo, y termina embarcándose (y embarcándolo) en una aventura en Bolivia a 4.000 metros de altura, que desafía los límites de ambos.

Palabras del director:
“La ceguera es una metáfora, una muy clara. Es muy tentador utilizarla y por eso se ha recurrido frecuentemente a ella, tanto en cine como en teatro o literatura. En mi caso, el desafío era hacerlo sin ser trágicos, permitiéndonos el sentido del humor al que nos habilitaba Gabor, una persona que sabe reírse mucho de sí misma y de sus circunstancias. Trabajando con él me di cuenta de que lo que vemos por cámara muchas veces nos engaña y que nos dejamos llevar por la luz y las formas sin pensar en lo conceptual, en lo que queremos narrar. A la hora de contar una historia la belleza es tentadora pero puede ser traicionera. Aprendí que primero hay que filmar adentro de nuestra cabeza y luego con la cámara”.

BLUES DE LOS PLOMOS – Dir. Paulo Soria y Gabriel Patrono

Este rockumental retrata el trabajo de Jota (encargado de escenario de “Almafuerte”, la banda ícono del metal argentino), los recuerdos de asistentes de todas las épocas del Rock Argentino y la labor de Aníbal “La Vieja” Barrios, asistente durante 34 años de Luis Alberto Spinetta. Estas historias románticas se contraponen al frío trabajo de los asistentes de un megafestival como el Pepsi Music. Cuenta también la historia de la «Canción de los Plomos» (Oveja Negra) que, compuesta por un protagonista del detrás de escena en los años 70, le dio voz a estos hombres fuertes y fundamentales para el armado de un escenario, arrojando luz sobre este fenómeno inexplorado, el universo de los “Obreros del Rock”.

Palabras de los directores:
“BLUES DE LOS PLOMOS es una auténtica película de rock contada y vivida desde adentro. El Rock es parte de nuestro ADN, en su terreno construimos nuestros primeros proyectos artísticos, investigamos su historia e integramos bandas. Encaramos este trabajo asumiendo que el rock ha sido portador durante décadas de un fuerte impulso liberador y creativo que ha cambiado la vida de generaciones. Es desde allí que rastreamos la historia y encontramos a los hacedores del detrás de escena, hasta hoy ausentes de las enciclopedias, publicaciones y filmografías. Ellos son testigos presenciales y protagonistas a su modo de los hechos y transformaciones que el rock propuso. Ellos conocen los secretos de los entretelones y están ahí desde las primeras noches del Rock Argentino”.

Más información:  http://www.uncipar.com.ar/

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail