EXCLUSIVO: Te mostramos el extraordinario detrás de escena de la serie Perry Manson

Todos los domingos, a las 22hs, tenés una cita obligada por HBO. Hablamos de la serie Perry Mason, que descubre el origen del abogado más exitoso de la ficción norteamericana del siglo XX. Por este motivo, la producción nos transporta a la década de 1930, en Los Ángeles, en una exhaustiva recreación de aquella convulsionada época. Y en Cineramaplus te mostramos en exclusiva, imágenes del detrás de escena de esta reconstrucción.

Una Los Ángeles asediada por la gran depresión, rodeada de caos y habitada por una población en gran parte involucrada en actividades ilegítimas. Una ciudad plagada de corrupción policial y violencia. En aproximadamiente seis meses de rodaje y cuatro de preparación, trabajando en mas de 130 locaciones, el equipo buscó involucrar el evento histórico que fue la expansión de Los Ángeles, con la presentación del personaje Perry Mason.

La idea es que la audiencia tenga una experiencia inmersiva, por lo cual recrear ese mundo a la perfección fue el gran objetivo durante todo el rodaje. Para empezar a delinear los detalles, se trabajó con asesoría de consultores, como el historiador William Deverell, para encontrar el tono adecuado de la narración a través de las locaciones, el lenguaje y el vestuario.

Una de las locaciones más interesantes para filmar fue “Angels Flight”, el funicular ubicado en Bunker Hill, en el Downtown de Los Ángeles, que a su vez es un elemento protagónico en la serie.

Las escenas de las trincheras de la guerra en Francia de 1916, también fueron todo un desafío. Se eligió un terreno ondulado en el que se excavaron las trincheras, y se colocaron cráteres gigantes para simular la explosión de bombas, recreando así la crudeza de ese escenario que marcó una época muy traumática en la vida del joven Perry Mason.

El templo de Sister Alice es otra locación clave de la serie. Construido en dos lugares distintos, se ubicaron gradas para el coro alrededor de una tarima, apelando a una iluminación similar a la de un ring de boxeo para concederle espectacularidad a los sermones de la Hermana interpretada por Tatiana Maslany. Pero la recreación de época no solo se concentró en los escenarios, sino también en la expresión visual de la psicología de los personajes, principalmente el héroe de esta historia que acarrea problemas de alcoholismo, un divorcio reciente, dificultades económicas y traumas de la guerra.

En cuanto al vestuario se investigó muchísimo. El objetivo fue presentar a cada personaje con su propia historia detrás y, por ende, partiendo de un lugar único. En las escenas, se ven diferentes barrios con sus personas características, desde los glamorosos estudios de Hollywood definidos por el brillo y satén, hasta los impactos de la gran depresión con personajes que se encuentran sin comida ni dinero. Las paletas y texturas crean una impactante representación visual de estos mundos.

Así nacieron los elementos más icónicos del personaje como su sombrero fedora, destinado a convertirse en una extensión de su cuerpo. Un elemento de su guardarropas que debía tomar vida, para los cual se puso especial atención a la forma en que Matthew Rhys debía colocárselo y sacárselo, incluso imprimiéndole una mancha gastada por la repetición del movimiento a lo largo del tiempo. Hasta encontrarse el modelo adecuado, se probaron muchísimos sombreros, para que junto con su chaqueta fueran elementos que definieran su estado de ánimo.

De la misma manera se construyeron los elementos característicos de los demás personajes. Las influencias para la caracterización de Sister Alice nacieron de una predicadora evangelista de la época, la hermana Aimee Semple McPherson. Para Della, se utilizaron referencias del fotógrafo George Watson de cómo lucían las secretarias de la época. Otra de las mujeres importantes es Lupe, para la cual se han considerado referencias a Amelia Earhart y a un grupo de mujeres piloto de la época, mientras se incluyeron joyas vintage y tapados de piel inusuales.

Lo cierto es que un ejército de personas formó parte del trabajo de desarrollo de esta espectacular producción, en algunas grabaciones llegaron a haber entre 350 y 450 extras caracterizados en el set. Fue un desafío monumental, y los resultados de Perry Manson ya los podemos disfrutar todos los domingos por HBO.

Perry Mason se emite los domingos a las 22 horas en HBO

Por María Paula Ríos
@_Live_in_Peace

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail