Nuestro puntaje

7/10

Maléfica / Maleficient (Estados Unidos – 2014)

Dirección: Robert Stromberg / Guión: Linda Woolverton / Fotografía: Dean Semler / Edición: Chris Lebenzon, Richard Pearson / Música: James Newton Howard / Intérpretes: Angelina Jolie, Elle Fanning, Sharlto Copley, Lesley Manville, Imelda Stauton, Juno Temple, Sam Riley / Duración: 97 minutos.

EL ORIGEN DEL PERDÓN

Una nueva interpretación de La bella durmiente de los hermanos Grimm, pone en escena un punto de vista original: la historia de Maléfica; el hada devenida en bruja que profiere el hechizo del sueño eterno a la joven Aurora. Con el foco puesto del lado del mal, la película narra la vida de una villana sensible.

Todo comienza cuando en el apacible Páramo la irrupción de un humano quiebra la estabilidad. El mundo mágico de las hadas es vulnerado por la acción indecorosa de un niño quien con total impunidad roba una piedra del lago. Alterado el microcosmos donde reina la joven Maléfica, ya nada volverá a ser igual. Los ingenuos ojos del pequeño ladrón no sólo extirparon parte de la naturaleza sino también parte del corazón del hada novata.

El tiempo pasa, el amor crece y las diferencias emergen. Mientras que el objetivo de él es la ambiciosa empresa de convertirse en rey, el de ella es la preservación de la naturaleza y la paz. Con el mismo empeño con el que la relación se afianza, se potencia la magnitud del futuro daño. Él logró dominar el reino pero a cambio de entregar el tesoro más preciado del hada: sus poderosas alas. Mutilada no sólo de cuerpo sino de identidad, todo vestigio de compasión desaparece de su ser para transformarse en un alma con sed de venganza. Y es aquí donde el filme se permite el desvío del texto fuente para dar rienda suelta a la creatividad.

Maléfica es una película que habla del perdón; lejos de enorgullecerse, el conjuro proferido sobre la bella princesa le causa culpa, y el problema se vuelve existencial. Arrastrada por el intenso dolor de haber perdido sus mágicas alas, el odio se apodera de ella. “Ningún poder sobre la Tierra podrá deshacer el hechizo” dijo hace dieciséis años, cuando Aurora era un bebe. Y ahora es ella misma quien lucha contra su propia autoridad para que el designio no se cumpla.

Así como el propósito de los relatos tradicionales era la divulgación de un conocimiento devenido en moraleja; la enseñanza que transmite Maléfica es que el verdadero amor existe pero no en la forma en la que todos esperamos. Tal vez el sentimiento más intenso provenga de nuestro más acérrimo enemigo, o de aquel de quien no teníamos en cuenta sólo por no saber observar con el suficiente detenimiento.

Este es un relato en donde nada es lo que parece, inclusive el beso del príncipe no es la solución. Los malos son compasivos y los buenos algo esconden. Las mujeres dominan los reinos y los reyes se sublevan ante el supremo poder de la magia. Con la ambigüedad que la trama presenta, la película se vuelve interesante desde el punto de vista psicológico. En donde las personalidades de los personajes son el motor de un filme que se corre del modelo tradicional. Sí, es una película de efectos (o efectista) pero también es una cinta que explora el lado oscuro de aquellos seres que creemos impolutos.

Por Paula Caffaro
redaccion@cineramaplus.com.ar

 

Nuestro puntaje

7/10

Maléfica / Maleficient (Estados Unidos – 2014)

Dirección: Robert Stromberg / Guión: Linda Woolverton / Fotografía: Dean Semler / Edición: Chris Lebenzon, Richard Pearson / Música: James Newton Howard / Intérpretes: Angelina Jolie, Elle Fanning, Sharlto Copley, Lesley Manville, Imelda Stauton, Juno Temple, Sam Riley / Duración: 97 minutos.

EL ORIGEN DEL PERDÓN

Una nueva interpretación de La bella durmiente de los hermanos Grimm, pone en escena un punto de vista original: la historia de Maléfica; el hada devenida en bruja que profiere el hechizo del sueño eterno a la joven Aurora. Con el foco puesto del lado del mal, la película narra la vida de una villana sensible.

Todo comienza cuando en el apacible Páramo la irrupción de un humano quiebra la estabilidad. El mundo mágico de las hadas es vulnerado por la acción indecorosa de un niño quien con total impunidad roba una piedra del lago. Alterado el microcosmos donde reina la joven Maléfica, ya nada volverá a ser igual. Los ingenuos ojos del pequeño ladrón no sólo extirparon parte de la naturaleza sino también parte del corazón del hada novata.

El tiempo pasa, el amor crece y las diferencias emergen. Mientras que el objetivo de él es la ambiciosa empresa de convertirse en rey, el de ella es la preservación de la naturaleza y la paz. Con el mismo empeño con el que la relación se afianza, se potencia la magnitud del futuro daño. Él logró dominar el reino pero a cambio de entregar el tesoro más preciado del hada: sus poderosas alas. Mutilada no sólo de cuerpo sino de identidad, todo vestigio de compasión desaparece de su ser para transformarse en un alma con sed de venganza. Y es aquí donde el filme se permite el desvío del texto fuente para dar rienda suelta a la creatividad.

Maléfica es una película que habla del perdón; lejos de enorgullecerse, el conjuro proferido sobre la bella princesa le causa culpa, y el problema se vuelve existencial. Arrastrada por el intenso dolor de haber perdido sus mágicas alas, el odio se apodera de ella. “Ningún poder sobre la Tierra podrá deshacer el hechizo” dijo hace dieciséis años, cuando Aurora era un bebe. Y ahora es ella misma quien lucha contra su propia autoridad para que el designio no se cumpla.

Así como el propósito de los relatos tradicionales era la divulgación de un conocimiento devenido en moraleja; la enseñanza que transmite Maléfica es que el verdadero amor existe pero no en la forma en la que todos esperamos. Tal vez el sentimiento más intenso provenga de nuestro más acérrimo enemigo, o de aquel de quien no teníamos en cuenta sólo por no saber observar con el suficiente detenimiento.

Este es un relato en donde nada es lo que parece, inclusive el beso del príncipe no es la solución. Los malos son compasivos y los buenos algo esconden. Las mujeres dominan los reinos y los reyes se sublevan ante el supremo poder de la magia. Con la ambigüedad que la trama presenta, la película se vuelve interesante desde el punto de vista psicológico. En donde las personalidades de los personajes son el motor de un filme que se corre del modelo tradicional. Sí, es una película de efectos (o efectista) pero también es una cinta que explora el lado oscuro de aquellos seres que creemos impolutos.

Por Paula Caffaro
redaccion@cineramaplus.com.ar

 

Crítica: Maléfica (2014)

Nuestro puntaje

7/10

Maléfica / Maleficient (Estados Unidos – 2014)

Dirección: Robert Stromberg / Guión: Linda Woolverton / Fotografía: Dean Semler / Edición: Chris Lebenzon, Richard Pearson / Música: James Newton Howard / Intérpretes: Angelina Jolie, Elle Fanning, Sharlto Copley, Lesley Manville, Imelda Stauton, Juno Temple, Sam Riley / Duración: 97 minutos.

EL ORIGEN DEL PERDÓN

Una nueva interpretación de La bella durmiente de los hermanos Grimm, pone en escena un punto de vista original: la historia de Maléfica; el hada devenida en bruja que profiere el hechizo del sueño eterno a la joven Aurora. Con el foco puesto del lado del mal, la película narra la vida de una villana sensible.

Todo comienza cuando en el apacible Páramo la irrupción de un humano quiebra la estabilidad. El mundo mágico de las hadas es vulnerado por la acción indecorosa de un niño quien con total impunidad roba una piedra del lago. Alterado el microcosmos donde reina la joven Maléfica, ya nada volverá a ser igual. Los ingenuos ojos del pequeño ladrón no sólo extirparon parte de la naturaleza sino también parte del corazón del hada novata.

El tiempo pasa, el amor crece y las diferencias emergen. Mientras que el objetivo de él es la ambiciosa empresa de convertirse en rey, el de ella es la preservación de la naturaleza y la paz. Con el mismo empeño con el que la relación se afianza, se potencia la magnitud del futuro daño. Él logró dominar el reino pero a cambio de entregar el tesoro más preciado del hada: sus poderosas alas. Mutilada no sólo de cuerpo sino de identidad, todo vestigio de compasión desaparece de su ser para transformarse en un alma con sed de venganza. Y es aquí donde el filme se permite el desvío del texto fuente para dar rienda suelta a la creatividad.

Maléfica es una película que habla del perdón; lejos de enorgullecerse, el conjuro proferido sobre la bella princesa le causa culpa, y el problema se vuelve existencial. Arrastrada por el intenso dolor de haber perdido sus mágicas alas, el odio se apodera de ella. “Ningún poder sobre la Tierra podrá deshacer el hechizo” dijo hace dieciséis años, cuando Aurora era un bebe. Y ahora es ella misma quien lucha contra su propia autoridad para que el designio no se cumpla.

Así como el propósito de los relatos tradicionales era la divulgación de un conocimiento devenido en moraleja; la enseñanza que transmite Maléfica es que el verdadero amor existe pero no en la forma en la que todos esperamos. Tal vez el sentimiento más intenso provenga de nuestro más acérrimo enemigo, o de aquel de quien no teníamos en cuenta sólo por no saber observar con el suficiente detenimiento.

Este es un relato en donde nada es lo que parece, inclusive el beso del príncipe no es la solución. Los malos son compasivos y los buenos algo esconden. Las mujeres dominan los reinos y los reyes se sublevan ante el supremo poder de la magia. Con la ambigüedad que la trama presenta, la película se vuelve interesante desde el punto de vista psicológico. En donde las personalidades de los personajes son el motor de un filme que se corre del modelo tradicional. Sí, es una película de efectos (o efectista) pero también es una cinta que explora el lado oscuro de aquellos seres que creemos impolutos.

Por Paula Caffaro
redaccion@cineramaplus.com.ar

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail