Nuestro puntaje

5/10

Cars 2 (Estados Unidos – 2011)

Dirección: John Lasseter / Codirector: Brad Lewis / Guión: Ben Queen / Música: Michael Giacchino / Dirección de arte: Jay Shuster / Voces originales: Owen Wilson, Larry the Cable Guy, Michael Caine, Emily Mortimer, Eddie Izzard, John Turturro / Duración: 110 minutos

Algún día iba a pasar que tuviéramos que hablar mal de una película de Pixar. Ese día ha llegado. De todos modos no deja de ser interesante el sorprendente revuelo que se generó con Cars 2, la primera película de la compañía que contó con un consenso negativo entre la prensa especializada. Interesante, porque cada crítica tuvo que definir antes por qué estábamos ante un producto menor (muy menor, me gustaría agregar), como tratando de buscar explicaciones a algo que fue vivido como una desilusión. Otro tanto se notó en aquellos que no gustan de Pixar, que lograron (por una vez de verdad) encontrarse con una película poco feliz y fustigarla de buena manera. En todo caso, Cars 2 dio algo de felicidad a esta gente. Mediocre felicidad, pero felicidad al fin. Lo que queda en claro es que la huella de Pixar es tan importante, que encontrarnos ante una película que no está a la altura de la calidad habitual (sí calidad técnica, pero no narrativa ni formal) provoca esta contrariedad en el mapa cinematográfico del 2011. El fracaso de Cars 2 es comparable a una eliminación de Brasil en la primera ronda de un Mundial. Por mi parte, debo reconocer que después de mucho tiempo no tendré en mi top ten anual un lugar para la película Pixar del año.

Reconozcamos no obstante que las expectativas con Cars 2 no eran tan altas: la primera parte era un Pixar menor, la posibilidad de un secuela (salvo por Toy story) no generaba demasiado interés y el trailer no levantaba la temperatura adecuada. De todos modos, que así como las películas de fugas carcelarias eran el territorio por donde se movía la notable Toy story 3, el hecho de que John Lasseter haya decidido reescribir el cine de espías en el estilo James Bond con autitos parlanchines dejaba en evidencia que estábamos otra vez ante la presencia de un film que se daba la mano con la historia del cine. Es decir, Cars 2 no resulta una secuela perezosa, deudora del original, engordando aquí y allá sin sumar nada. Se optó, decididamente, por tomar los personajes ya conocidos y colocarlos en un contexto totalmente diferente: esto sigue mostrando a Pixar como una compañía original, que cuida el proceso creativo y que trabaja esforzadamente tanto en el aspecto visual como en el narrativo y en la construcción de personajes. Lo que falló esta vez es la chispa que tienen las películas de la compañía, esa gracia que las convierten en productos multifacéticos, disfrutables tanto por los niños como por los adultos.

Uno entiende que la lógica aquí ha sido la misma que alimentaba el prólogo de Toy story 3, salvo que ahora no es Andy jugando con sus juguetes, sino Lasseter arrodillado en su habitación e imaginando que sus autos son agentes secretos. Ese aspecto lúdico queda en evidencia al deconstruir acertadamente el universo del cine de espías (en ese aspecto el film es muy original y creativo, con secuencias de acción realmente notables), pero resulta totalmente fallido en sus resultados al nunca poder hacernos cómplices de lo que pasa en pantalla. En parte esto se debe a que el humor de la grúa Mate es demasiado ramplón y termina distanciando, y también a que los personajes secundarios carecen de la gracia habitual: la Ferrari de Fórmula 1 rival de McQueen es sencillamente imbancable e indigna para Pixar. Como franquicia para el dvd hogareño, Cars 2 no está mal. Pero en la fabulosa seguidilla Ratatouille, WALL-E, Up! Toy story 3 ni siquiera cumple el rol de entretenimiento evasivo para el que fue creada. Sin dudas un desperdicio de talento y recursos, aunque se trate de un film fallido antes que de uno malo. Una verdadera lástima.

Mex Faliero 
redaccion@cineramaplus.com.ar

Nuestro puntaje

5/10

Cars 2 (Estados Unidos – 2011)

Dirección: John Lasseter / Codirector: Brad Lewis / Guión: Ben Queen / Música: Michael Giacchino / Dirección de arte: Jay Shuster / Voces originales: Owen Wilson, Larry the Cable Guy, Michael Caine, Emily Mortimer, Eddie Izzard, John Turturro / Duración: 110 minutos

Algún día iba a pasar que tuviéramos que hablar mal de una película de Pixar. Ese día ha llegado. De todos modos no deja de ser interesante el sorprendente revuelo que se generó con Cars 2, la primera película de la compañía que contó con un consenso negativo entre la prensa especializada. Interesante, porque cada crítica tuvo que definir antes por qué estábamos ante un producto menor (muy menor, me gustaría agregar), como tratando de buscar explicaciones a algo que fue vivido como una desilusión. Otro tanto se notó en aquellos que no gustan de Pixar, que lograron (por una vez de verdad) encontrarse con una película poco feliz y fustigarla de buena manera. En todo caso, Cars 2 dio algo de felicidad a esta gente. Mediocre felicidad, pero felicidad al fin. Lo que queda en claro es que la huella de Pixar es tan importante, que encontrarnos ante una película que no está a la altura de la calidad habitual (sí calidad técnica, pero no narrativa ni formal) provoca esta contrariedad en el mapa cinematográfico del 2011. El fracaso de Cars 2 es comparable a una eliminación de Brasil en la primera ronda de un Mundial. Por mi parte, debo reconocer que después de mucho tiempo no tendré en mi top ten anual un lugar para la película Pixar del año.

Reconozcamos no obstante que las expectativas con Cars 2 no eran tan altas: la primera parte era un Pixar menor, la posibilidad de un secuela (salvo por Toy story) no generaba demasiado interés y el trailer no levantaba la temperatura adecuada. De todos modos, que así como las películas de fugas carcelarias eran el territorio por donde se movía la notable Toy story 3, el hecho de que John Lasseter haya decidido reescribir el cine de espías en el estilo James Bond con autitos parlanchines dejaba en evidencia que estábamos otra vez ante la presencia de un film que se daba la mano con la historia del cine. Es decir, Cars 2 no resulta una secuela perezosa, deudora del original, engordando aquí y allá sin sumar nada. Se optó, decididamente, por tomar los personajes ya conocidos y colocarlos en un contexto totalmente diferente: esto sigue mostrando a Pixar como una compañía original, que cuida el proceso creativo y que trabaja esforzadamente tanto en el aspecto visual como en el narrativo y en la construcción de personajes. Lo que falló esta vez es la chispa que tienen las películas de la compañía, esa gracia que las convierten en productos multifacéticos, disfrutables tanto por los niños como por los adultos.

Uno entiende que la lógica aquí ha sido la misma que alimentaba el prólogo de Toy story 3, salvo que ahora no es Andy jugando con sus juguetes, sino Lasseter arrodillado en su habitación e imaginando que sus autos son agentes secretos. Ese aspecto lúdico queda en evidencia al deconstruir acertadamente el universo del cine de espías (en ese aspecto el film es muy original y creativo, con secuencias de acción realmente notables), pero resulta totalmente fallido en sus resultados al nunca poder hacernos cómplices de lo que pasa en pantalla. En parte esto se debe a que el humor de la grúa Mate es demasiado ramplón y termina distanciando, y también a que los personajes secundarios carecen de la gracia habitual: la Ferrari de Fórmula 1 rival de McQueen es sencillamente imbancable e indigna para Pixar. Como franquicia para el dvd hogareño, Cars 2 no está mal. Pero en la fabulosa seguidilla Ratatouille, WALL-E, Up! Toy story 3 ni siquiera cumple el rol de entretenimiento evasivo para el que fue creada. Sin dudas un desperdicio de talento y recursos, aunque se trate de un film fallido antes que de uno malo. Una verdadera lástima.

Mex Faliero 
redaccion@cineramaplus.com.ar

Cars 2

Nuestro puntaje

5/10

Cars 2 (Estados Unidos – 2011)

Dirección: John Lasseter / Codirector: Brad Lewis / Guión: Ben Queen / Música: Michael Giacchino / Dirección de arte: Jay Shuster / Voces originales: Owen Wilson, Larry the Cable Guy, Michael Caine, Emily Mortimer, Eddie Izzard, John Turturro / Duración: 110 minutos

Algún día iba a pasar que tuviéramos que hablar mal de una película de Pixar. Ese día ha llegado. De todos modos no deja de ser interesante el sorprendente revuelo que se generó con Cars 2, la primera película de la compañía que contó con un consenso negativo entre la prensa especializada. Interesante, porque cada crítica tuvo que definir antes por qué estábamos ante un producto menor (muy menor, me gustaría agregar), como tratando de buscar explicaciones a algo que fue vivido como una desilusión. Otro tanto se notó en aquellos que no gustan de Pixar, que lograron (por una vez de verdad) encontrarse con una película poco feliz y fustigarla de buena manera. En todo caso, Cars 2 dio algo de felicidad a esta gente. Mediocre felicidad, pero felicidad al fin. Lo que queda en claro es que la huella de Pixar es tan importante, que encontrarnos ante una película que no está a la altura de la calidad habitual (sí calidad técnica, pero no narrativa ni formal) provoca esta contrariedad en el mapa cinematográfico del 2011. El fracaso de Cars 2 es comparable a una eliminación de Brasil en la primera ronda de un Mundial. Por mi parte, debo reconocer que después de mucho tiempo no tendré en mi top ten anual un lugar para la película Pixar del año.

Reconozcamos no obstante que las expectativas con Cars 2 no eran tan altas: la primera parte era un Pixar menor, la posibilidad de un secuela (salvo por Toy story) no generaba demasiado interés y el trailer no levantaba la temperatura adecuada. De todos modos, que así como las películas de fugas carcelarias eran el territorio por donde se movía la notable Toy story 3, el hecho de que John Lasseter haya decidido reescribir el cine de espías en el estilo James Bond con autitos parlanchines dejaba en evidencia que estábamos otra vez ante la presencia de un film que se daba la mano con la historia del cine. Es decir, Cars 2 no resulta una secuela perezosa, deudora del original, engordando aquí y allá sin sumar nada. Se optó, decididamente, por tomar los personajes ya conocidos y colocarlos en un contexto totalmente diferente: esto sigue mostrando a Pixar como una compañía original, que cuida el proceso creativo y que trabaja esforzadamente tanto en el aspecto visual como en el narrativo y en la construcción de personajes. Lo que falló esta vez es la chispa que tienen las películas de la compañía, esa gracia que las convierten en productos multifacéticos, disfrutables tanto por los niños como por los adultos.

Uno entiende que la lógica aquí ha sido la misma que alimentaba el prólogo de Toy story 3, salvo que ahora no es Andy jugando con sus juguetes, sino Lasseter arrodillado en su habitación e imaginando que sus autos son agentes secretos. Ese aspecto lúdico queda en evidencia al deconstruir acertadamente el universo del cine de espías (en ese aspecto el film es muy original y creativo, con secuencias de acción realmente notables), pero resulta totalmente fallido en sus resultados al nunca poder hacernos cómplices de lo que pasa en pantalla. En parte esto se debe a que el humor de la grúa Mate es demasiado ramplón y termina distanciando, y también a que los personajes secundarios carecen de la gracia habitual: la Ferrari de Fórmula 1 rival de McQueen es sencillamente imbancable e indigna para Pixar. Como franquicia para el dvd hogareño, Cars 2 no está mal. Pero en la fabulosa seguidilla Ratatouille, WALL-E, Up! Toy story 3 ni siquiera cumple el rol de entretenimiento evasivo para el que fue creada. Sin dudas un desperdicio de talento y recursos, aunque se trate de un film fallido antes que de uno malo. Una verdadera lástima.

Mex Faliero 
redaccion@cineramaplus.com.ar

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail