TV: Semana de Lon Chaney, en Filmoteca

Desde esta trasnoche y hasta la de la madrugada del viernes Filmoteca, temas de cine presenta en la Televisión Pública Argentina una semana dedicada a la figura de Lon Chaney. Porque los que realizan Filmoteca consideran que se trata del mejor actor de la historia del cine… Y punto. Eso explica que este será el sexto ciclo que el programa le dedique al colosal intérprete.

Nacido en 1883 bajo el nombre de Leonidas Frank Chaney, Lon Chaney fue un actor extraordinario que sobresalió en el período mudo. Gracias a su talento para la caracterización, fue apodado “El hombre de las mil caras”. Estrella absoluta de su tiempo, trabajó con directores relevantes y brilló especialmente en los filmes que realizó con el genial Tod Browning, sentó las bases en el campo del maquillaje cinematográfico, y puso el cuerpo hasta la agonía en algunas de sus bizarras caracterizaciones.

Sus personajes inolvidables conforman una galería oscura de tullidos, mutilados y criminales, torturados y monstruosos en cuerpo y alma, pero también capaces de redención.

Filmoteca se sumerge nuevamente y con morboso placer en su tenebrosa feria de fenómenos.

Programación:

Lunes 4 de noviembre: FATALITAS (1920) de Wallace Worsley, con Lon Chaney, Charles Clary, Doris Pawn, Jim Mason, Milton Ross, Ethel Grey Terry. Sobre la novela de Gouverneur Morris.
Un médico inexperto amputa las piernas de un niño luego de un accidente automovilístico. Con los años el niño crece y se transforma en el amo del hampa, posición desde la cual maquina una venganza terrible contra el medico y su descendencia. Chaney debió realizar un esfuerzo casi sobrehumano para interpretar al protagonista de este filme, atándose las piernas con un arnés especial, que le cortaba la circulación y lo obligaba a interrumpir regularmente el rodaje. Este filme también es conocido como El hombre sin piernas.

Martes 5 de noviembre: OLIVER TWIST (1922) de Frank Lloyd, con Jackie Coogan, Lon Chaney, James A. Marcus, Aggie Herring, Nelson McDowell. Sobre la novela de Charles Dickens.
La historia de un pequeño huérfano en la Inglaterra victoriana refleja a la perfección la patética realidad de los niños de bajo nivel social en una época oscura. El joven Oliver es castigado, perseguido y azotado en un mundo de canallas y ladrones, pero su valentía e ingenio le permiten sobrevivir a tanta maldad…
Esta versión fue un vehiculo perfecto para el joven Jackie Coogan, que acababa de hacerse celebre de la mano de Charles Chaplin en El pibe (The Kid, 1921). En el solido elenco se destaca Chaney, que interpreta al untuoso villano Fagin. La escena en que este enseña al pequeño Oliver el arriesgado arte del punga es un momento culminante de la pantomima cinematográfica.

Miércoles 6 de noviembre: SOMBRAS (1922) de Tom Forman, con Lon Chaney, Marguerite De La Motte, Harrison Ford II, John St. Polis, Walter Long.
Un lavandero chino recala en una comunidad, donde la extorsión, los celos y las malas intenciones son moneda corriente, tras un naufragio en sus costas. Marginado en su barcaza amarrada a una orilla se verá implicado directamente en la trama de chantaje y derribo del alcalde local.

Jueves 7 de noviembre: FUERA DE LA LEY (1920) de Tod Browning, con Lon Chaney, Priscilla Dean, Ralph Lewis, E.A. Warren, Wheeler Oakman.
En Outside the Law, Lon Chaney abarca dos brillantes facetas: comienza como un pacífico estudiante, Ah Wing, de la filosofía de Confucio, para luego ser Black Mike Sylva, un peligroso asesino en los suburbios de San Francisco. Wing y Sylva representan caras opuestas — uno símbolo del bien, otro del mal — pero ambos con la tangente en el amor hacia Moly Madden. Ella deberá elegir entre ambos, o lo que es lo mismo, entre una vida doméstica apacible o una arriesgada en el margen de la ley.

Vienes 8 de noviembre: EL JOROBADO DE NOTRE DAME (1923) de Wallace Worsley, con Lon Chaney, Patsy Ruth Miller, Ernest Torrence, Raymond Hatton, Norman Kerry. Sobre la novela de Victor Hugo.
Interesado en la novela de Victor Hugo, fue el propio Chaney quien convenció a la Universal para llevarla al cine, supervisó todos los detalles de la superproducción, diseñó su propio maquillaje y hasta dirigió algunas escenas en ausencia de Wallace Worsley. El éxito del filme lo transformó definitivamente en estrella. Con los años la obra fue adaptada varias veces, pero la versión de Chaney sigue siendo la mejor.

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail