Nuestro puntaje

5/10

Los salvajes (Argentina – 2012)

Dirección y guión: Alejandro Fadel / Fotografía: Julián Apezteguía / Edición: Andrés P Estrada y Delfina Castagnino / Dirección de arte: Laura Caligiuri / Elenco: Leonel Arancibia, Roberto Cowal, Sofía Brito / Duración: 119 minutos

Un grupo de jóvenes se fuga de un instituto de menores, dejando muertos detrás, con la idea de recuperar la libertad y alcanzar la casa del padrino de dos de ellos, refugio y comienzo de la nueva vida. Para lograrlo, Gaucho, Simón, Monzón, Demián y Grace deberán atravesar un monte desértico y peligroso. Lo que en principio podría leerse, interesantemente, como una especie de western a la argentina comienza rápidamente a volcarse al género de viaje (interior y exterior) con las consabidas diferencias y traiciones dentro del grupo que irá mermando a medida que los caminos se equivoquen, el punto de llegada se aleje y las relaciones se compliquen.

La potencia del comienzo se va diluyendo en esas jornadas a la intemperie largas y tediosas que narrativamente se muestran predecibles -aunque debe reconocerse filmadas con una fotografía irreprochable (las escenas nocturnas son de una calidad impresionante)-, y donde el guión muestra sus hilos y el origen que da marco a esos chicos y la elección del título (toda una posición del director) quita toda sorpresa.

Además el misticismo que parece apoderarse de la narración (diálogos, puesta en escena) tampoco ayuda demasiado. Y los cielos que se oscurecen, las aves que los surcan y la elección de una banda de sonido que recurre a las cuerdas religiosas o a los tambores tribales para anticipar o anunciar las tragedias demuestran la poca confianza en la imagen y la necesidad de explicitar lo poco que parece querer contarse.

Alejandro Fadel tiene dominio de la técnica y muestra cierta falta de fibra narrativa, un cóctel que deslumbra pero nos deja fríos.

Javier Luzi
redaccion@cineramaplus.com.ar

Nuestro puntaje

5/10

Los salvajes (Argentina – 2012)

Dirección y guión: Alejandro Fadel / Fotografía: Julián Apezteguía / Edición: Andrés P Estrada y Delfina Castagnino / Dirección de arte: Laura Caligiuri / Elenco: Leonel Arancibia, Roberto Cowal, Sofía Brito / Duración: 119 minutos

Un grupo de jóvenes se fuga de un instituto de menores, dejando muertos detrás, con la idea de recuperar la libertad y alcanzar la casa del padrino de dos de ellos, refugio y comienzo de la nueva vida. Para lograrlo, Gaucho, Simón, Monzón, Demián y Grace deberán atravesar un monte desértico y peligroso. Lo que en principio podría leerse, interesantemente, como una especie de western a la argentina comienza rápidamente a volcarse al género de viaje (interior y exterior) con las consabidas diferencias y traiciones dentro del grupo que irá mermando a medida que los caminos se equivoquen, el punto de llegada se aleje y las relaciones se compliquen.

La potencia del comienzo se va diluyendo en esas jornadas a la intemperie largas y tediosas que narrativamente se muestran predecibles -aunque debe reconocerse filmadas con una fotografía irreprochable (las escenas nocturnas son de una calidad impresionante)-, y donde el guión muestra sus hilos y el origen que da marco a esos chicos y la elección del título (toda una posición del director) quita toda sorpresa.

Además el misticismo que parece apoderarse de la narración (diálogos, puesta en escena) tampoco ayuda demasiado. Y los cielos que se oscurecen, las aves que los surcan y la elección de una banda de sonido que recurre a las cuerdas religiosas o a los tambores tribales para anticipar o anunciar las tragedias demuestran la poca confianza en la imagen y la necesidad de explicitar lo poco que parece querer contarse.

Alejandro Fadel tiene dominio de la técnica y muestra cierta falta de fibra narrativa, un cóctel que deslumbra pero nos deja fríos.

Javier Luzi
redaccion@cineramaplus.com.ar

Los salvajes

Nuestro puntaje

5/10

Los salvajes (Argentina – 2012)

Dirección y guión: Alejandro Fadel / Fotografía: Julián Apezteguía / Edición: Andrés P Estrada y Delfina Castagnino / Dirección de arte: Laura Caligiuri / Elenco: Leonel Arancibia, Roberto Cowal, Sofía Brito / Duración: 119 minutos

Un grupo de jóvenes se fuga de un instituto de menores, dejando muertos detrás, con la idea de recuperar la libertad y alcanzar la casa del padrino de dos de ellos, refugio y comienzo de la nueva vida. Para lograrlo, Gaucho, Simón, Monzón, Demián y Grace deberán atravesar un monte desértico y peligroso. Lo que en principio podría leerse, interesantemente, como una especie de western a la argentina comienza rápidamente a volcarse al género de viaje (interior y exterior) con las consabidas diferencias y traiciones dentro del grupo que irá mermando a medida que los caminos se equivoquen, el punto de llegada se aleje y las relaciones se compliquen.

La potencia del comienzo se va diluyendo en esas jornadas a la intemperie largas y tediosas que narrativamente se muestran predecibles -aunque debe reconocerse filmadas con una fotografía irreprochable (las escenas nocturnas son de una calidad impresionante)-, y donde el guión muestra sus hilos y el origen que da marco a esos chicos y la elección del título (toda una posición del director) quita toda sorpresa.

Además el misticismo que parece apoderarse de la narración (diálogos, puesta en escena) tampoco ayuda demasiado. Y los cielos que se oscurecen, las aves que los surcan y la elección de una banda de sonido que recurre a las cuerdas religiosas o a los tambores tribales para anticipar o anunciar las tragedias demuestran la poca confianza en la imagen y la necesidad de explicitar lo poco que parece querer contarse.

Alejandro Fadel tiene dominio de la técnica y muestra cierta falta de fibra narrativa, un cóctel que deslumbra pero nos deja fríos.

Javier Luzi
redaccion@cineramaplus.com.ar

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail