Entidades europeas reclaman la libertad del cineasta Mohammad Rasoulof, último ganador del Oso de Oro en Berlín

El cine europeo expresó este lunes su “más profunda preocupación” por el inminente encarcelamiento del director de cine iraní Mohammad Rasoulof, último ganador del Oso de Oro de la Berlinale, quien no pudo recoger el premio por tener prohibida la salida de su país desde el año 2017.

El director fue condenado en julio de 2019 a un año de prisión por sus películas, que la justicia iraní considera propaganda contra el sistema. El pasado miércoles recibió la orden de ingreso en prisión, según un comunicado que suscriben varias instituciones del sector encabezadas por la Academia de Cine Europeo, aunque previamente la Berlinale había lanzado una nota similar.

“Protestamos enérgicamente contra la convocatoria de Mohammad Rasoulof y pedimos urgentemente a las autoridades iraníes que garanticen su seguridad y salud”, asegura el texto, que solicita que “se retiren los cargos” contra el director y que se le levante de inmediato la prohibición de viajar al extranjero.

El presidente de la Academia del Cine Europeo, Wim Wenders, destacó la figura de Rasoulof por contar “una realidad de la que de otra manera sabríamos poco” y consideró que “There is no evil“, ganadora del Oso de Oro 2020, es un “retrato profundamente humano de las personas en situaciones extremas, situaciones que ningún ser humano debería ser forzado a experimentar”. Y agregó que “necesitamos voces como la de Mohammad Rasoulof, voces que defienden los derechos humanos, la libertad y la dignidad”.

Rasoulof rodó esta última película a escondidas de las autoridades iraníes, que le habían prohibido trabajar en nuevos proyectos. El filme muestra cuatro historias sobre personas que deben ejecutar condenas a muerte en su país, mostrando las consecuencias de una legislación que considera injusta.

A pesar de recibir el mayor galardón del festival berlinés, Rasoulof no pudo viajar a Alemania. Sí lo hicieron varios miembros de su equipo, incluida su hija, rodeados de apoyo por parte del jurado y del resto de cineastas asistentes.

Rasoulof ha dirigido durante toda su carrera películas sobre la situación social en su país, con graves consecuencias en Irán pero con un gran reconocimiento de festivales de cine de todo el mundo.

El comunicado lo suscriben, además de la Academia del Cine Europeo, el Festival de Cine de Cannes, la Academia de Cine Alemana, la promotora cinematográfica de Hamburgo y Schleswig-Holstein, el festival de cine de Hamburgo, el Festival Internacional de Cine Documental de Amsterdam (IDFA), el Festival Internacional de Cine de Rotterdam (IFFR), el Fondo de Cine de los Países Bajos y la Academia del cinema italiano-Premi David di Donatello.

Via Deutsche Welle
Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail