Crítica, análisis y noticias de Cine

Cannes: Así será la Quincena los realizadores

Edouard Waintrop, delegado general de la Quincena de los Realizadores, habla de la selección de la 49ª edición edición de la paralela Cannois, que se celebrará entre mañana y el 28 de mayo en el marco del 70º festival de Cannes.

ENTREVISTA

¿Cómo conformó la selección de este 2017?
No partimos de ideas preconcebidas; tomamos las películas que nos provocan algo, que nos conmueven, que nos gustan, y eso puede ocurrir de 36 maneras diferentes. Por ejemplo, no trabajamos con la idea de tener este año más cine americano a causa de Trump. Pero puede ser que por esa razón hemos sido más sensibles a lo que veíamos en ciertas películas estadounidenses. También nos hemos dado cuenta de que tenemos muchas películas que podríamos calificar como neorrealistas: dos de las estadounidenses, las tres obras italianas, la portuguesa, los tres documentales y hasta la cinta lituana.

Ratifican una vez más cierto compromiso con la comedia.
Este año, tenemos muchas. Hay que decir que no esperábamos que Claire Denis nos viniera con Un beau soleil intérieur, una comedia sobre el lenguaje, sobre cómo los hombres intentan tomar el poder en las relaciones, con la historia de una mujer que quiere ser libre y se ve cara a cara con una colección de patanes extremadamente divertidos. Es una formidable sorpresa, con unos actores magníficos.
Con Otez-moi d’un doute, de Carine Tardieu, tenemos una comedia de una cineasta que ya esperaba pero que no pensaba que tuviera ya este nivel de madurez y esta capacidad de poner en escena los sentimientos y las contradicciones y llevarlos hasta situaciones disparatadas y graciosas, y con unos actores en una gran forma. Hasta el documental francés Nothingwood, de Sonia Kronlund, es una comedia. Es a la vez terrible, porque todo ocurre en Afganistán, con la guerra alrededor, pero luego está el cine y cómo hacer cine en este contexto. Y cuando vemos el tipo de películas que realiza el personaje de Nothingwood, ¡inspira de todo menos tristeza!
La Quincena contará con grandes nombres del cine francés como Claire Denis, Philippe Garrel y Bruno Dumont. Cuando nos vemos ante un objeto tan hermoso como L’Amant d’un jour, no hay manera de no quedárselo. En cuanto a Bruno Dumont, en Jeannette, l’enfance de Jeanne d’Arc lleva a cabo un nuevo giro, muy radical, hacia el cine musical. La fotografía es de aúpa y hay momentos en que estamos completamente en las nubes, con apariciones de santos totalmente impresionantes. ¡Causará sensación! Tenemos en Garrel y Dumont a dos magníficos plásticos del cine que son narradores de historias, lo que es todavía más fuerte. Es un regalo tenerlos en la Quincena.
Italia también estará muy bien representada, con tres títulos. Hay un nuevo cine italiano de lo más fecundo y los tres cineastas que tenemos este año, Jonas Carpignano con A Ciambra, Leonardo Di Costanzo con L’intrusa y Roberto De Paolis con Cuori puri, son tres perfiles muy distintos con estilos muy personales pero, ante todo, los tres están ligados a lo real. Hay una especie de corriente neorrealista mundial que también apreciamos en la portuguesa L’Usine du rien, de un Pedro Pinho que aplica una paleta cinematográfica increíble sobre las luchas obreras contra la deslocalización: la peli va del cine negro del principio a lo íntimo, lo político y lo social, pasando por la comedia musical y demás. Tampoco nos esperábamos al lituano Sharunas Bartas en el campo del neorrealismo pero en Frostadquiere una manera de hablar de la guerra como muy pocas veces he visto, salvo en algunas películas americanas, como las de Samuel Fuller.

¿Han sido tensas las relaciones con las otras secciones del festival de Cannes?
Siempre estamos en guerra pero este año ha transcurrido bastante bien. Una de las cualidades de Cannes, al contrario que Berlín, donde las selecciones están muy articuladas, es que tenemos terrenos comunes y hay que pelear. Eso da una energía que probablemente no puede encontrarse fuera. Con Charles Tesson y la Semana de la Crítica, en general, todo ha transcurrido bien. Con la oficial, hay películas que Thierry habría querido pero que trajimos nosotros, mientras que otras obras que habríamos querido nosotros terminaron Un Certain Regard. Forma parte del juego pero, por lo demás, nos entendimos bien e incluso hablamos de cuestiones generales sobre el festival de Cannes, ya que hay otros problemas, algunos de ellos nuevos, como Netflix.

¿Cuál es justamente su posición en el debate sobre este tipo de plataformas?
No se sabe muy bien hacia dónde vamos y cómo vamos a encararlo. Lo mejor es permanecer atentos y abiertos por el momento. El año que viene, si hay una película formidable de Martin Scorsese con Al Pacino y Robert De Niro que quiere venir a Cannes, ¿qué haremos? ¿podemos negociar con Netflix? Porque hoy por hoy ellos dicen “nada para los cines” pero ¿qué dirán mañana? ¿qué es lo que no podemos aceptar porque se trate de Netflix? He hablado mucho con cineastas americanos que están muy en contra de Netflix. No daré sus nombres para evitar que entren en una lista negra. Ellos nos incitan a ser radicales frente a la plataforma pero pasa que uno selecciona una película que no es de Netflix, como era el caso de Bushwick este año, y antes de su estreno en Cannes, ya es adquirida por Netflix.

¿Qué debemos hacer? ¿les decimos que vuelvan por donde han venido?
Lo que no hay que olvidar en ningún caso es lo que siempre ha venido funcionando. Hay, sin duda, cambios en el equilibrio pero el equilibrio se mantiene. Siempre necesitaremos la sala de cine como espectadores pero también entiendo muy bien que los que viven en lo profundo del campo no pueden ver ciertas películas más que gracias a estas plataformas. Vamos a tener que ver cómo evoluciona, pensar juntos, mantenernos equilibrados y, sobre todo, fluir y no enfrentarnos entre nosotros porque eso corroe las posiciones, en un momento en que la situación ya es de por sí muy cambiante. Y si queremos tener un espíritu de resistencia, más vale ser inteligente que encapricharse y quizá espesar el tiempo entre el descubrimiento de una película en un festival y su llegada a una plataforma.

SELECCIÓN 2017

Largometrajes

  • UN BEAU SOLEIL INTÉRIEUR de Claire Denis (Francia) – APERTURA
  • A CIAMBRA de Jonas Carpignano (Italia)
  • ALIVE IN FRANCE de Abel Ferrara (Estados Unidos, Francia)
  • L’AMANT D’UN JOUR de Philippe Garrel (Francia)
  • BUSHWICK de Cary Murnion & Jonathan Milott (Estados Unidos)
  • CUORI PURI de Roberto De Paolis (Italia) – Opera prima
  • THE FLORIDA PROJECT de Sean Baker (Estados Unidos)
  • FROST de Sharunas Bartas (Francia, Ucrania, Lituania, Polonia)
  • I AM NOT A WITCH de Rungano Nyoni (Reino Unido, Francia, Alemania) – Opera prima
  • JEANNETTE, L’ENFANCE DE JEANNE D’ARC (Francia) de Bruno Dumont
  • L’INTRUST (Italia) de Leonardo Di Costanzo
  • LA DEFENSA DEL DRAGÓN de Natalia Santa (Colombia) – Opera prima
  • MARLINA SI PEMBUNUH DALAM EMPAT BABAK (Indonesia) de Mouly Surya
  • MOBILE HOMES (Canadá, Francia) de Vladimir de Fontenay
  • NOTHINGWOOD de Sonia Kronlun (Francia) – Opera prima
  • ÔTEZ-MOI D’UN DOUTE (Francia) de Carine Tardieu
  • THE RIDER (Estados Unidos) de Chloé Zhao
  • WEST OF THE JORDAN RIVER / FIELD DIARY REVISITED (Israel) de Amos Gitai
  • PATTI CAKE$ (Estados Unidos) de Geremy Jasper – Opera prima – Clausura

Cortometrajes

  • ÁGUA MOLE (Portugal) de Laura Goncalves & Alexandra Ramires
  • LA BOUCHE (Francia) de Camilo Restrepo
  • COPA-LOCA (Grecia) de Christos Massalas
  • CRÈME DE MENTHE (Canadá) de David Philippe Gagné & Jean-Marc E. Roy
  • FARPÕES, BALDIOS (Portugal) de Marta Mateus
  • MIN BÖRDA (Suecia) de Niki Lindroth von Bahr
  • NADA (Brasil) de Gabriel Martins
  • RETOUR À GENOA CITY (Francia) de Benoit Grimalt
  • TIJUANA TALES (Francia) de Jean-Charles Hue
  • TREŠNJE (Croacia) de Dubravka Turić
Fuentes: Cineuropa Quincena de los realizadores
Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail