TV: Semana del Cine Clase B, en Filmoteca

Entre hoy y el próximo viernes 20 a la 00:30 horas, en la trasnoche de la TV Pública, Filmoteca, Temás de Cine regresa con una semana dedicada al Cine Clase B.

El término Cine Clase B es confundido a veces con el cine bizarro, de explotación o utilizado para designar peyorativamente películas con escasas ambiciones artísticas. La expresión se refiere, sin embargo, a las películas producidas por los estudios como complemento a las grandes producciones en los dobles programas, práctica que se extendió hasta la década del ‘50.

Se trata de películas de bajo presupuesto, sin grandes estrellas, pero con imaginación, talento y oficio, pertenecientes a géneros populares como el policial, el western, el terror y la ciencia ficción. Mientras duró, el Cine Clase B constituyó una zona de libertad para abordar temáticas más comprometidas y plantear abordajes estéticos más audaces. Fue el laboratorio de experimentación de grandes realizadores y, aún sin proponérselo, legó unos cuantos clásicos a la historia del cine.

De ahí, que Filmoteca decida salir a poner las cosas en su lugar reconociendo el valor de estos filmes, con algunos de sus autores más representativos como Robert Siodmack o Edgar Ulmer. Y lo hace siguiendo el modelo de exhibición vigente en aquellos años: dobles programas, en funciones continuadas de pura diversión y alegría sin fin.

Se exhibirán:

Lunes 16:
AMOR QUE MATA” (1945) de Robert Siodmak con George Sanders, Geraldine Fitzgerald y Ella Raines
Un hombre tímido se enamora pero no consigue librarse de su hermana, que es posesiva hasta la patología. Este film excelente y poco conocido tiene un pequeño misterio: fue la primera producción de Joan Harrison, que se desempeñó como secretaria y productora asociada de Hitchcock durante varios años. Por razones de censura, Harrison debió recompaginar el film, cambiar el final y agregar un narrador en off. Aunque no figura en los créditos, ese narrador fue Alfred Hitchcock, pero sólo en la versión que se distribuyó fuera de Estados Unidos, por lo que esa colaboración suya no figura en ninguna filmografía ni libro sobre su obra. En perspectiva, el film fue también una especie de prueba piloto para la exitosa serie de TV Alfred Hitchcock presenta, que fue una idea de Harrison y se extendió durante una década (1955-65) con enorme éxito para todos los involucrados. (Fuente: MALBA)

AMO EL MISTERIO” (1946) de Henry Levin con Carlton E. Morse, Charles O’Neal, Dwight V. Babcock y Julian Harmon
En un prólogo bastante atípico, una voz en off nos presenta a los principales personajes del drama y a la locación excluyente, una elegante mansión sureña, escenario de un amor trágico y de una muerte oculta. Esa voz en off corresponde a un personaje ya muerto (cuatro años antes de que el mismo recurso se hiciera célebre en Sunset Blvd.) y luego de una elipsis de dos décadas comienza a revelarse la intriga. I Love a Mystery era el título de una popular serie radiofónica norteamericana, sobre la cual la empresa Columbia produjo algunos filmes como éste, de calidad bastante superior al promedio de la clase B del período.

Martes 17:
DIVORCIO” (1934) de Hobart Henley con Edward Arnold, Barbara Barondess y Barry Norton
La “rubia desconocida” del título original refiere a una joven dama contratada por abogados inescrupulosos para promover juicios de divorcio lucrativos. Como la Legión de la Decencia no quería ni oír hablar del divorcio (y seguramente tampoco de las rubias desconocidas) la película fue incluida en una lista de films que todo católico debía evitar. Fue producida de manera independiente y tiene al argentino Barry Norton entre sus intérpretes importantes. Se la consideraba perdida, pero una copia en nitrato fue encontrada hace algunos años por Fabio Manes; dicha copia fue preservada por gestión de INCAATV.

EL DESVÍO” (1945) de Edgar G. Ulmer con Tom Neal, Ann Savage, Claudia Drake, Edmund MacDonald y Tim Ryan
La vida de Al Roberts, un pianista de Nueva York, se convierte en una pesadilla cuando decide hacer auto-stop para buscar a su novia que vive en Los Ángeles. Lo que Roberts no puede imaginar, es que su periplo se verá envuelto en una serie de problemáticos acontecimientos que acabarán arrastrándolo a una situación límite.

Miércoles 18:
PÁNICO EN EL AIRE” (1936) de Albert S. Rogell con Ann Sothern, Lloyd Nolan, Douglass Dumbrille
Unos mafiosos intentan destruir una estación de radio porque causa interferencia en su señal.

EL EXPRESO DEL OESTE” (1941) de Eugene Forde con Lloyd Nolan, Lynn Bari, Mary Beth Hughes
El detective Mike Shayne trata de despistar a unos delincuentes con pistas falsas, para poder escoltar a un testigo encubierto que necesita viajar en tren hasta San Francisco para declarar en un juicio de alto perfil.

Jueves 19:
LA VENGANZA DEL PRESIDIARIO” (1936) de Crane Wilbur con Preston Foster, Lila Lee, Melvyn Douglas y Charles Coburn
Un abogado se encarga de defender a un mafioso al que ha conseguido solucionarle los problemas en 34 oportunidades y, en consecuencia, salvarlo de ir a la cárcel. Pero como le sucedió a Al Capone, no puede solucionar el entuerto de haber evadido impuestos. El delincuente jura vengarse ya que a pesar de haber sobornado al juez con 100.000 dólares, falló en su contra.

LA RUBIA SATÁNICA” (1948) de Jack Bernhardt con Robert Paige, Leslie Brooks, Russ Vincent y Michael Whalen
El título original menciona a una “rubia gélida” pero, por una vez, su título de estreno en castellano es mucho mejor. La protagonista no se detiene ante nada ni nadie para satisfacer sus caprichos y, aunque le falta inteligencia, le sobra maldad. En este film de presupuesto inexistente hizo uno de sus poquísimos protagónicos la bellísima actriz Leslie Brooks, tras una larga carrera en roles secundarios.

Viernes 20:
LOS COMANDOS DEL OESTE” (1943) de S. Roy Luby con Ray Corrigan, Dennis Moore y Max Terhune
Los Range Busters investigan el sabotaje en una comunidad minera y descubren una banda de espías nazis.

CORRESPONSAL EN BERLÍN” (1942) de Eugene Forde con Virginia Gilmore, Dana Andrews y Mona Maris
El periodista Dana Andrews consigue sortear la censura informativa alemana gracias a un confidente secreto, hasta que le envían una bella espía para ablandarlo. La actriz argentina Mona Maris interpreta a una malísima dama nazi. El film es un clásico ejemplo de la propaganda bélica hollywoodense de clase B, en el que todos los implicados parecen salidos de un dibujo animado. Forde dirige la acción a toda velocidad, como temiendo que, si fuera más despacio, alguien se daría cuenta de que todo es un disparate.

Sinopsis provistas por MALBA, Filmoteca en Vivo, FilmAffinity e IMDB.

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail