TV: Crítica de “Fargo”

Fargo (Estados Unidos 2014 – Actualidad)

Creador: Noah Hawley / Producción: Kim Todd, Chad Oakes / Producción ejecutiva: Noah Hawley, Warren Littlefield, Joel Coen, Ethan Coen, Adam Bernstein, Geyer Kosinski / Intérpretes: Billy Bob Thornton, Allison Tolman, Colin Hanks, Martin Freeman, Russell Harvard, Kirsten Dunst, Ewan McGregor, Carrie Coon, Jesse Plemons, Mary Elizabeth Winstead / Compañías productoras: MGM Television, FX Productions, 26 Keys Productions / Temporadas: 3 / Episodios: 30 / Cadena original: FX.

NIEVE ROJA

Fargo tiene un formato muy particular; sus temporadas funcionan como miniseries pero al servicio de una idea más grande que engloba a todas. La geografía y el crimen es de los pocos puntos en común que tiene cada historia entre sí, lo cual, a decir verdad, no es poco. El lugar no es en sí mismo un personaje, como podría serlo en el cine de Werner Herzog por ejemplo, es más bien una niebla que lo cubre todo y lo mancha con un estilo, una poética.

La primer temporada narrativamente es la más cercana a la película de los hermanos Coen (productores de la serie), incluso hasta en el physique du role de sus protagonistas, Lester Nygaard y Molly Solverson. La segunda es una historia de mafias familiares y asociaciones ilícitas, su único contacto con la primera es un personaje. La tercera mezcla dramas familiares con mega corporaciones fantasma.

Si algo nos llamó la atención de la película homónima de los Coen (y que era, a su vez, fuente de su humor) fue el ritmo cansino y pintoresco de esos personajes de pueblo que no dejan de serlo ni cuando llegan a las grandes ciudades. Su cadencia al hablar, la parsimonia con que reaccionan y el tiempo que parecen tomarse para pensar cada palabra, abarca tanto a los civiles como a policías y criminales. Sin embargo, ello no le quita un ápice de acción, dramatismo y humor, y es quizás ese contraste lo que le dé un estilo tan marcado a la serie.

El nivel de violencia explícita de cada historia y sus personajes (especialmente los “malos”) tan llamativos, nos podría recordar al cine de Tarantino. Aunque hay una diferencia sustancial: en el cine de Tarantino, especialmente en sus últimos filmes, la violencia es una explosión catártica largamente anunciada; cada diálogo contribuye al suspense que genera el momento del desmadre. En Fargo, el ritmo cansino no anticipa la acción, esta viene por sorpresa y se resuelve de una manera más elegante; el baño de sangre queda fuera de campo, solemos ver sólo su resultado, como en una escena del crimen.

Noah Hawley (creador) toma de los Coen los elementos que más le sirven para su propia poética. La pesadumbre y cierto pesimismo de los policías nos recuerdan al Tommy Lee Jones de Sin lugar para los débiles, que miraba azorado el mundo violento que estaba penetrando esas zonas remotas en donde parecía residir el reservorio de la moral y la tradición. El asesino de la primera temporada, interpretado por Billy Bob Thorton, nos recuerda al personaje de Javier Bardem en la misma película. El ovni que aparece inesperadamente en la segunda temporada se conecta con el de El hombre que nunca estuvo. Aunque también podríamos decir que los hechos sobrenaturales (uno por cada temporada) no le son ajenos a Hawley, quien fuera creador de la serie de ciencia ficción Legion, como el policial tampoco le es ajeno por su trabajo en Bones.

Todas las historias muestran cómo la violencia impregna el estilo de vida norteamericano, aunque esta no se atribuye a un factor externo, sino que radica en el interior de cada sociedad. Las “tranquilas” Dakota y Minnesota también son violentas, aunque esa violencia se demuestre de otra manera. El asesino que declama a los gritos y entra en una habitación generando una balacera, es igual al que proclama un discurso o cuenta una anécdota tomándose todo su tiempo para perpetrar el mismo acto. La ficción se transforma, así, tanto en una búsqueda de entender el presente como en un toque de alerta para quienes aún no se han dado cuenta en qué mundo viven.

Por Martín Miguel Pereira
redaccion@cineramaplus.com.ar

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail