Lovecraft Country: Horror filosófico y denuncia social en la serie de HBO

Finalmente debutó este domingo por HBO, la serie Lovecraft Country. De la cual teníamos puestas grandes expectativas por su temática fantástica, citando ya en su título a uno de los genios literarios de ese género, y porque está producida nada menos que por J.J. Abrams y Jordan Peele. Y vale reconocer que el primer capítulo deslumbra por su reconstrucción de época impecable, su solidez narrativa, sus actuaciones, sin dejar de lado la exposición de un racismo violento y naturalizado de la época, hablamos de los años 50, combinado con el cosmicismo de Lovecraft.

La ficción está basada en la novela homónima de Matt Ruff, que narra una especie de road trip (viaje en carretera) por la Norteamérica profunda, en la que Atticus (Jonathan Majors), la joven Lettiaa (Journee Smollett-Bell) y su tío George (Courtney B. Vance), van en busca del padre del ex combatiente de la guerra de Corea, quien ha desaparecido misteriosamente. No es un secreto que el creador de La llamada de Cthulhu era un supremacista blanco de temer, inclusive su xenofobia se deja entrever en su escritura. Por lo que tanto el libro como la serie nos trasladan a cuestionarnos sobre este dilema entre la admiración hacia el autor, y la repulsión sobre su nefasta ideología.

Por lo que no es casualidad que un protagonista de raza negra (un verdadero fan de las novelas Pulp), lidere una aventura en la que tenga que enfrentarse con monstruos de su realidad, su cotidianidad, y los del ámbito fantástico, aquellos que son una verdadera amenaza para todas las personas por igual. A través del arte, un modo de exorcizar y dar visibilidad a esos demonios que al día de hoy, lamentablemente, siguen latentes en casos como los de Michael Brown, Eric Garner y George Floyd.

El imaginario del escritor resurge en todo su esplendor en esta serie, donde la tensión y el horror no dan respiro. La escena en que son acechados por los monstruos vampíricos es un verdadero tour de forcé salvaje y sangriento. Estamos ante una mirada contemporánea sobre Lovecraft (una especie de ajuste de cuentas), que al mismo tiempo permite ser crítica de sus bases racistas, en un territorio donde encontrar un monstruo es más liberador que toparse con un policía blanco.

Por María Paula Ríos
@_Live_in_Peace

*Los capítulos de la primera temporada de Lovecraft Country se estrenan los domingos a las 22 horas a través de HBO y HBO GO.

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail