Crítica, análisis y noticias de Cine

Filmoteca en vivo: Ciclo “Gary Cooper x 4”

Este fin de semana Filmoteca en vivo presenta, gratis y en fílmico, cuatro películas protagonizadas por el icónico actor estadounidense Gary Cooper. Las proyecciones gratuitas tendrán lugar en la ENERC (Moreno 1199, Buenos Aires).

CICLO: GARY COOPER X 4

Sábado 28
19hs. AMOR EN LA TARDE (Love in the Afternoon, EUA-1957) de Billy Wilder, c/Gary Cooper, Audrey Hepburn, Maurice Chevalier. 130’.
No se cuenta entre las comedias más vistas de Wilder pero debería porque es la más auténticamente romántica de todas sus películas. Y es además un saludo a su mentor y maestro Ernst Lubitsch, que lo ayudó a instalarse en Hollywood dándole trabajo como guionista y le transmitió su peculiar sentido para el humor cinematógrafico. Lubitsch creía que Gary Cooper era un gran comediante pero fracasó comercialmente las dos veces que lo dirigió (Rumbos de via y La Octava Esposa de Barba Azul). Wilder corrió todos los riesgos necesarios para demostrar que su maestro tenía razón. La música es, como en el cine Lubitsch, muy importante, no sólo por la omnipresencia de un cuarteto de gitanos especializados en interpretar el vals Fascinación, sino también por una larga y brillante escena sin diálogos que transcurre en un teatro, con fondo de Tristán e Isolda.

Domingo 29
17hs. UNO CONTRA TODOS (The Fountainhead, EUA-1948) de King Vidor, c/Gary Cooper, Patricia Neal, Raymond Massey, Ray Collins. 114’.
Se basa en la novela “El Manantial”, en la que Ayn Rand presentó las líneas generales de su filosofía objetivista. Pese a la densidad del tema su éxito comercial atrajo la atención de la Warner que convocó a la autora para adaptar su obra. No sólo lo hizo sino que se aseguró de que el estudio se mantuviera lo más cerca posible de las propuestas del original, eligió al director Vidor e insistió en que Gary Cooper fuese el protagonista, aunque el actor era bastante mayor que el personaje principal del libro. Con independencia de las ideas individualistas de la autora, que en de varios modos se acercan a las de mucho cine de Hollywood, el director se las arregló para hacer uno de sus mejores melodramas, aprovechando al máximo la violencia emocional de las situaciones planteadas por Rand. El hecho de que su protagonista sea un arquitecto de vanguardia le permitió, además, volcar su estilo abiertamente hacia el expresionismo con la ayuda del eminente fotógrafo Robert Burks y del diseñador Edward Carrere.

19:15hs. EL HOMBRE DEL OESTE (Man of the West, EUA-1958) de Anthony Mann, c/Gary Cooper, Lee J. Cobb, Julie London, Jack Lord, Arthur O’Connell, Royal Dano. 100’.
Todos los temas preferidos por Mann aparecen sintetizados en esta obra maestra, que por haberse hecho de manera independiente siempre fue muy difícil de revisar, y más aún en su formato original de pantalla ancha. Un héroe cuyos rasgos definitorios se van volviendo evidentes a medida que transcurre la acción; un pasado traumático del que no se puede escapar; una familia (en este caso adoptiva, pero familia al fin) que ha dejado marcas terribles en el protagonista; un climax de proporciones épicas entre padre e hijo. Todo eso y mucho más, encarnado principalmente en la estatura mítica de Gary Cooper y en la calidad interpretativa de Lee J. Cobb (que hace del padre de Cooper aunque en verdad era diez años más joven). Aunque Mann filmó después otro western (Cimarron, 1960) El hombre del Oeste fue su último aporte verdaderamente personal al género.

21:30hs. EL CABALLERO DEL DESIERTO (The Westerner, EUA-1940) de William Wyler, c/ Gary Cooper, Walter Brennan, Doris Davenport, Fred Stone, Paul Hurst, Chill Wills, Charles Halton, Forrest Tucker, Dana Andrews, Lupita Tovar. 100’.
Esta obra maestra es, con mucha ventaja, la mejor película que se ha hecho sobre el autoproclamado juez Roy Bean y su fascinación con la actriz Lily Langtry. En el enfrentamiento entre el juez y el forastero que interpreta Cooper se condensa el conflicto mayor entre ganaderos y rancheros, un clásico del género, en el que se apoya toda la tensión del filme. Interpretado por el inmenso Walter Brennan, que se ganó un Oscar por su trabajo, Bean resulta ser un personaje siniestro y entrañable al mismo tiempo, lo que permite a Wyler un final inesperadamente emotivo. La fotografía de Gregg Toland se aprecia como corresponde en la copia 35mm.

Más información: Filmoteca en Vivo

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail