Filmoteca: Ciclo «Von Sternberg – Dietrich» en la ENERC

El realizador Josef von Sternberg (1894-1969) se empeñó en imponerse como autor cinematográfico integral, en una época en que Hollywood no los propiciaba. Nació en Viena pero se trasladó muy joven con su familia a los Estados Unidos. Hizo varios trabajos en el cine antes de dirigir, asimiló los secretos de los principales oficios del cine (escenografía, montaje, fotografía), desarrolló ideas formales propias y tuvo conflictos con los estudios desde que procuró iniciarse como director. Como su compatriota Erich von Stroheim, decidió agregarse el “von” para disfrazar el origen humilde y fingir un aura más aristocrática, convencido de que para imponerse en Hollywood había que llamar la atención y crearse un personaje. Un documental sobre la MGM lo muestra entre varios directores de la empresa, mirando a la cámara con una innecesaria mezcla de insolencia y desprecio, mientras sus compañeros conversan o posan mucho más distendidos. En poco tiempo se cultivó una imagen de genio impaciente y tiránico, que contrastaba un poco con su baja estatura pero consolidó gracias a un talento que era real.

Tras una brillante serie de films mudos, Sternberg tomó una decisión insólita. Mientras la mayor parte de los talentos del cine alemán eran seducidos por la industria norteamericana, él decidió hacer lo contrario y aceptar una invitación del actor Emil Jannings para filmar en Alemania, seguro de que allí tendría una mejor recepción para desarrollar temas que consideraba demasiado elevados para el gusto norteamericano. De ese viaje volvió con una obra maestra (El ángel azul) y una mujer (Marlene Dietrich) a la que inventó diva, un poco como había hecho consigo mismo. Marlene fue todo lo que Hollywood le permitió ser y logró compartir el trono de máxima femme fatale europea con la mismísima Greta Garbo. Años después Sternberg dijo, con ironía pero también con razón, “Marlene soy yo”.
Esta semana, FILMOTECA EN VIVO recorre vorazmente los siete largometraje que Sternberg y Marlene hicieron juntos, todos ellos en copias nuevas.

Las proyecciones, gratuitas, tendrán lugar en el Espacio INCAA KM 1 que se encuentra en la ENERC (Moreno 1199, Ciudad de Buenos Aires).

CRONOGRAMA DE PROYECCIONES

Viernes 25
23hs. EL ÁNGEL AZUL (Der Blaue Engel, Alemania-1930), c/Marlene Dietrich, Emil Jannings, Kurt Gerron, Hans Albers, Rosa Valetti, Reinhold Bernt. 106’.
No fue el primer film sonoro alemán, pero sí fue un temprano ejemplo de cómo debe utilizarse expresivamente el sonido. Tampoco fue el debut de Marlene Dietrich, como muchas veces se dijo (trabajaba en el cine desde 1919), pero sí fue el papel que la consagró. En cualquier caso, El ángel azul se transformó inmediatamente en un clásico imprescindible y aún conserva intactas todas sus virtudes. El tema de la degradación por amor no figuraba en la novela de Heinrich Mann sino que fue un aporte original de Sternberg y luego se transformaría en un motivo recurrente de su filmografía posterior.

Sábado 26/9
21hs. MARRUECOS (Morocco, EUA-1930)
c/Marlene Dietrich, Gary Cooper, Adolphe Menjou, Ullrich Haupt, Eve Southern. 91’.
Tras realizar en Alemania El ángel azul, Sternberg se llevó rápidamente a Marlene a los Estados Unidos y filmó con ella a toda velocidad Marruecos, que se estrenó antes de aquélla. Su trama exótica y su ambientación novelesca en la legión extranjera revelaban ambiciones expresivas muy distintas, casi como si Sternberg creyera que la densidad fatalista del filme alemán no tendría ningún impacto sobre el público norteamericano. En cambio, la ligereza sofisticada de Marruecos transformó de inmediato a Marlene en una nueva Greta Garbo, más mundana y accesible, pero igualmente ambigua e inescrutable. En Marruecos, el destino la lleva a cantar en un tugurio para oficiales y legionarios, entre los que se encuentra Gary Cooper. Este es el filme en que, vestida con un traje masculino, Marlene besa en la boca a una señorita, estableciendo una de las primeras insinuaciones lésbicas de la historia del cine.

23hs. FATALIDAD (Dishonored, EUA-1931) c/Marlene Dietrich, Victor McLaglen, Lew Cody, Gustav von Seyffertitz, Warner Oland, Barry Norton. 91’.
Dietrich interpreta a una muchacha reclutada por su gobierno cumplir tareas de espionaje en territorio enemigo. Libremente basada en la historia real de Mata Hari, la película tiene algunos cambios de tono bastantes insólitos, como si, por esta vez, ni Sternberg ni Marlene quisieran tomarse la peripecia demasiado en serio. Se destacan los trabajos del actor de carácter Gustav von Seyffertitz (presencia frecuente en el cine del realizador) y del argentino Barry Norton, que alcanzó aquí uno de sus más recordados momentos de gloria como el oficial que permite a Marlene su último momento de coquetería.

Domingo 27/9
17hs. EL EXPRESO DE SHANGAI (The Shanghai Express, EUA-1932)
c/Marlene Dietrich, Anna May Wong, Warner Oland, Clive Brook, Eugene Pallette. 80’.
Un heterogéneo grupo de personas coincide en un tren con destino a Shangai en medio de una guerra civil. La obsesiva aplicación de Sternberg a la concepción formal de sus obras encuentra un gran ejemplo en la tremenda fuerza gráfica de este filme. Es muy probable que sea el más influyente de la serie que realizó para Marlene, como puede advertirse en la trascendencia de su iconografía y en clásicos posteriores tan variados como La dama desaparece de Hichcock o de La diligencia de John Ford. En el elenco se destacan el veterano director Emile Chautard, que ayudó a Sternberg en sus comienzos, y la hipnótica actriz de culto Anna May Wong.

18:30hs. LA VENUS RUBIA (Blonde Venus, EUA-1932) c/Marlene Dietrich, Herbert Marshall, Cary Grant, Dickie Moore, Gene Morgan, Rita La Roy, Sidney Toler. 93’.
Cuando descubre que su marido sufre una enfermedad espantosa, Marlene se sacrifica para pagar su tratamiento pero en el interín se enamora de otro hombre y decide escapar para conservar la tenencia de su hijo. Es el filme en que Sternberg se acercó más a los tópicos del melodrama tradicional y también al clima social de la depresión norteamericana, pero eso no implica una concesión a ninguna forma de realismo ya que en sus manos ese contexto se transformó en un universo estético tan exótico como sus versiones de Marruecos, China, España o la Rusia de los zares. Contiene el número musical Hot Voodoo (con Marlene disfrazada de gorila) que debe ser uno de los más extrañamente eróticos de toda la historia del cine.

20:15hs. CAPRICHO IMPERIAL (Scarlet Empress, EUA-1934) de Josef von Sternberg, c/Marlene Dietrich, John Lodge, Louise Dresser, Sam Jaffe, C. Aubrey Smith. 110’.
Esta versión libérrima de la biografía de la emperatriz Catalina II de Rusia, nominalmente basada en sus propios diarios, fue la culminación de la devoción cinematográfica de Sternberg por Marlene Dietrich. El barroquismo visual del director (muy apreciable en la copia nueva que se exhibirá) tiene en este filme un retorcido complemento en la escenografía de Hans Dreier y en las desgarradas esculturas de Peter Ballbusch. En ese mismo tono, desbordante de sórdida repugnancia, Sam Jaffe compone un Pedro el Grande digno de los aristócratas más asquerosos de Erich von Stroheim.

22:15hs. TU NOMBRE ES TENTACIÓN (The Devil Is a Woman, EUA-1935) c/Marlene Dietrich, Lionel Atwill, Edward Everett Horton, Alison Skipworth, Cesar Romero. 80’.
El último film que Sternberg hizo para Marlene fue una adaptación libre de La mujer y el pelele, la novela de Pierre Louys que ya había sido filmada por Jacques de Baroncelli (1928) y luego volvería a serlo por Julien Duvivier (1959) y por Luis Buñuel (Ese oscuro objeto del deseo, 1977). El filme alcanzó además cierta notoriedad porque, en su momento, las autoridades españolas se ofendieron con la ambientación de Sternberg y exigieron que la productora Paramount quemara los negativos. Afortunadamente no lo lograron, pero durante muchos años fue el título más difícil de ver de toda la serie dedicada a Marlene. Fue el único guión cinematográfico del legendario escritor John Dos Passos que llegó a ser filmado.

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail