Canal Encuentro estrena la serie documental «Universo conurbano», con la conducción de Pedro Saborido.

Canal Encuentro –la señal educativa y cultural del Estado argentino– estrena a partir de este jueves 20 de octubre a las 22:00, la serie documental Universo conurbano, con la conducción de Pedro Saborido.

Se trata de una serie que tiene como eje el Conurbano bonaerense y que se propone “contar” este espacio geográfico, político, social y cultural desde una perspectiva desprejuiciada y no peyorativa.

Junto con Pedro Saborido y los contenidos de The Walking Conurban, parten de una hipótesis, que tratarán de probar: el Conurbano es una experiencia que aspira al universo, donde todo está contenido.

Bajo esta mirada, nos sumergimos en el mundo infinito (e infinitamente rico) del conurbano bonaerense en busca de sus historias, sus personajes, sus construcciones, sus amores y deseos.

En ese camino, el asombro, el disfrute, el juego y el pensamiento nos llevarán por un territorio tan común e intrincado como nuestras propias vidas.

Universo Conurbano es una experiencia, un devenir, un encuentro con historias que proponemos mirar desde su belleza, su dimensión histórica y su potencia poética y visual.

UNIVERSO CONURBANO
Con la conducción de Pedro Saborido y los contenidos de The Walking Conurban,
Estreno: jueves 20 de octubre a las 22:00
Repite
Sábado 22 de octubre a las 16:30 y a la medianoche
Domingo 23 de octubre a las 20:30

Detalle de los capítulos

Capítulo 1. La guerra de los tanques
¿Por qué el Conurbano se ha convertido, en algunas zonas, en una especie de bosque de tanques de agua extraños, lúdicos, increíblemente llamativos? ¿De dónde viene ese amor por el desborde estético, por el gasto para dotar de personalidad a un objeto tan utilitario como un tanque de agua? En la indagación certera de ese arcano bonaerense, nuestra historia se desliza por caminos impensados y nos deposita en los grandes tanques zonales, verdaderos colosos de la infraestructura provincial. Amados y venerados por sus vecinos, estos hongos gigantes de concreto son la cumbre de “los cinco mandamientos del arte conurbano”, que, con precisión analítica, este capítulo explicará.

Capítulo 2. La rueda
Colectivos, trenes, bicicletas, remises, lanchas, camiones y tractores. El Conurbano se mueve. Millones de almas todos los días van a trabajar, hacen un trámite en el centro o mudan una heladera. En este capítulo sacamos cuentas infinitas sobre bicicleterías, homenajeamos a los colectivos con luces de neón, vamos y venimos por las venas ferrocarrileras, nos detenemos para observar una ley no escrita, pero de cumplimiento absoluto, sobre cómo hacer un flete y navegamos llevando el pan por los ríos del Delta. Todo este viaje por las geografías del tiempo y el espacio, el movimiento continuo y el desasosiego de esperar, además, nos sirven para hacernos una pregunta sobre el objeto que organiza la ontología de los viajes: su majestad, la rueda.

Capítulo 3. Soñar, soñar
El Conurbano Bonaerense es un sueño de multitudes. Sueños literarios, poéticos y proyectivos que se expresan en mensajes, carteles, pintadas, teléfonos, antenas y radios. Un rumor de millones. Este capítulo se interna en ese mundo de paredes que son la galería de esos sueños conurbanos; el lienzo en el que se escriben las protestas, las ofertas, las declaraciones de amor o las amenazas. Un viaje a los muros donde se plasma el sentir de un pueblo.

Capítulo 4. Alto vuelo
El Conurbano es la tierra y también el cielo; aviones, globos, ideales y hasta científicos aeroespaciales. El universo conurbano también tiene su capítulo celeste en el que nos proponemos mirar todo lo que está por encima de nuestra cabeza. Desde el marketing con avionetas pregoneras que venden boliches o candidatos y ayudan a encontrar dentaduras y tortugas perdidas en el barrio, hasta el proyecto del aeropuerto de Ezeiza y el observatorio astronómico del Parque Pereyra Iraola, el cielo es parte central de nuestro recorrido. Y como si esto no fuera suficiente, nos regodeamos un rato con los atardeceres industriales en las viejas zonas fabriles: un espectáculo digno de ser observado.

Capítulo 5. Límites
Todos sabemos dónde empieza, pero ¿dónde termina el Conurbano? Para los porteños el Gran Buenos Aires es algo que está afuera de la ciudad, pero ¿cómo es para los habitantes de Moreno, José C. Paz o Lanús? En la General Paz, ese monumento nacional al límite, ¿empieza o termina el conurbano? Un capítulo clave para entender, también, los límites de este territorio lleno de cambios, fragmentaciones, calles insólitas, bordes difusos y hasta quiméricos, y lugares donde la “conurbanización” es una espera, una amenaza y un deseo al mismo tiempo. ¿Un capítulo sobre los límites del universo? Sí, claro.

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail