Paz Encina filma sobre una víctima del Plan Cóndor

La directora paraguaya Paz Encina reanudará en abril el rodaje de su segunda película, un viaje por los entresijos de la memoria desde la figura de Agustín Goiburu, el más famoso opositor al dictador Alfredo Stroessner (1954-1989), desaparecido en el marco del «Plan Cóndor».

Encina, directora de la exitosa «Hamaca Paraguaya» (2006), dijo que «Ejercicio de la Memoria«, título provisional del proyecto, tendrá su siguiente fase de filmación en las vecinas ciudades argentinas de Formosa y Corrientes.

La película toma como punto de partida a Goiburu (1930-1977), un médico que tuvo una vida de exilio, cárcel, persecución e intentos de secuestro hasta que finalmente desapareció víctima de la «Operación Cóndor», que coordinó la represión entre las dictaduras del Cono Sur en los años 70.

El relato alternará el documental y la ficción, aunque Encina se muestra contraria a que sea encasillado bajo las etiquetas de género.

«No podría decir si es ficción o documental. Quiero que la película empiece como un documental, luego tome la ficción y vuelva al documental. Quiero surcar todas las aguas, porque lo que busco es la memoria y la esperanza», dijo Encina.

La cineasta añadió que la parte de ficción rodada en Argentina estará protagonizada por los actores Ramón del Río y Georgina Genes.

Asimismo confirmó que tiene completada la parte «documental», tras recopilar material gráfico de Goiburu gracias al Centro de Documentación de la Memoria, donde se guardan los famosos «Archivos del Terror», que contienen documentos vinculados a la «Operación Cóndor».

«Han sido muy generosos, y me han proporcionado fotos de Goiburu tomadas por los policías del (Plan) Cóndor que controlaban sus actividades en el extranjero», explicó.

Encina también ha contado con la colaboración de los tres hijos de Goiburu, con quienes filmó en las ciudades argentinas de Santa Ana, Candelaria y Posadas, algunos de los lugares donde estuvo exiliada la familia.

Cuando se cumplen 25 años del final de la dictadura, Encina reconoce que le habría sido más fácil conseguir financiación privada de haber escogido un tema diferente.

«Es algo muy delicado. Yo estoy segura de que todavía hay stronistas en el poder. Me di cuenta además que mucha gente huía cuando les pedí apoyo para la película», dijo.

La cinta está financiada por varias instituciones europeas y paraguayas, y se basa en un guión original de Encina.

Fuente: EFE

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail