Filmoteca: 5 obras maestras y presentación de Hacerse la crítica

Esta semana Filmoteca en Vivo, como ya es habitual gratis y en fílmico en la sala de la ENERC (Moreno 1199, Buenos Aires), será el marco de la presentación del tercer libro de HACERSE LA CRÍTICA. Esto será acompañado por un ciclo que incluye filmes de realizadores de la talla de Luis Buñuel, Werner Herzog, Claude Chabrol, Roman Polanski y Mario Monicelli.

VIERNES 11 DE NOVIEMBRE

23:00hs TRISTANA (España / Francia / Italia – 1970) de Luis Buñuel, c/ Catherine Deneuve, Fernando Rey, Franco Nero, Lola Gaos, Antonio Casas, Jesús Fernández, Vicente Soler. 95’.
El mundo buñueliano, particularmente en Tristana, gusta de tensar cierta ética social, cierta moral burguesa, y establecer el morbo sexual reprimido en una relación planteada como “padre e hija”. La vida de provincia, el machismo, el erotismo, el fetichismo y la religión son líneas vivas que atraviesan la película. La transformación de Tristana, la mutilación, la frustración del deseo avivan surcos que arriman el relato al espanto. El sonido de la muleta es trágico e inquietante, y junto a las provocaciones al chico sordomudo dotan a la película de un espiral de perversión que amalgama forma y contenido. Con una atmósfera decididamente hispana, con aires sutiles sobre acontecimientos groseros, con un atrevido carácter múltiple y carnal, Tristana es una de las grandes obras maestras del director que ha llevado la impronta española al mundo del melodrama.

SÁBADO 12 DE NOVIEMBRE

19:00hs AGUIRRE, LA IRA DE DIOS (Aguirre, der Zorn Gottes, Alemania / Perú / México, 1972) de Werner Herzog, c/Klaus Kinski, Daniel Ades, Peter Berling. 100’.
Una de las mayores representaciones del ego en la historia del cine y una de las memorables secuencias del enfrentamiento personal, mediado por la pantalla, entre Herzog y Kinski (Ego vs. Ego). Viaje nieztcheano hacia la locura y la soledad en el que la muerte está al final del camino, aunque a Aguirre (y a Herzog) solo les importe el trayecto a través de un Amazonas que, bajo la mirada del director, se transforma en un territorio maravilloso en donde la copa de un árbol puede albergar a un velero, o una Biblia puede esconder la muerte. El romanticismo alemán revive como en su época de más esplendor en la cámara de Herzog, el último y tardío representante de aquella religión. La naturaleza explota en torno a Lope de Aguirre que corre en busca del oro, la riqueza, la utopía del poder absoluto, un viaje sin retorno que es al mismo tiempo un premio y un castigo. Texto de Eduardo Rojas.

DOMINGO 13 DE NOVIEMBRE

17:00hs EL CARNICERO (Le Boucher, Francia, 1970) de Claude Chabrol, c/Stéphane Audran, Jean Yanne, Anthony Pass, Pascal Ferone, Mario Beccara, William Guerault. 93′.
Lo monstruoso no necesita aquí de contextos ominosos y siniestros para hacerse presente, sino que aparece inextricablemente unido a lo cotidiano. En un entorno provinciano, con apuntes deliberadamente costumbristas, Chabrol rehace –hasta cierto punto– el clásico M de su admirado Fritz Lang, con el agregado de algunos golpes de efecto y tensiones emotivas ausentes en ese ilustre modelo.

20:00hs Presentación del libro HACERSE LA CRÍTICA
CUL-DE-SAC (Gran Bretaña-1966) de Roman Polanski, c/ Donald Pleasence, Francoise Dorléac, Lionel Stander, Jack MacGowran. 111’.
Esta película no está entre las más famosas de Polanski pero es, sin embargo, una de sus mejores. Con un tono bastante similar al de sus cortos, el filme describe la extraña relación que se entabla entre una pareja (él veterano y poco agraciado, ella joven y muy bella) que vive en una isla desierta y un par de gángsters que llegan inesperadamente al lugar. Fusionando elementos del teatro del absurdo, la comedia (muy) negra y toques surrealistas, el director consigue un filme en el que aparecen varios de sus temas predilectos.

22:00hs LA ARMADA BRANCALEONE (L’armata Brancaleone, Italia-1966) de Mario Monicelli, c/ Vittorio Gassman, Catherine Spaak, Folco Lulli, Gian Maria Volonte, Maria Grazia Buccella, Barbara Steele. 120’.
Con una prolífica carrera, notablemente despareja, Monicelli consiguió sin embargo varios picos importantes, sobre todo en el terreno de la comedia. Aquí el realizador la emprende contra todos los clisés de los filmes épicos de Hollywood centrándose en un grupo de frustrados caballeros y zaparrastrosos que parecen los personajes de Los desconocidos de siempre trasladados a la Edad Media. Un filme de gran comicidad, que no excluye algunos momentos tiernos y/o dramáticos y que ofrece una visión posiblemente realista de esa época. Texto de Jorge García.

 

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail