Dieter Kosslick, Director del evento: La Berlinale sigue siendo un festival para el público

Foto: Luca Teuchmann / Wireimage

Desde anoche tiene lugar en Berlín la 68va edición de la Berlinale, Festival internacional de cine de la capital germana. Berlín vuelve a presentar una enorme cantidad de películas provenientes de todos los rincones del planeta con la intención de enfrentar a su audiencia con el cambio. No obstante, la propia industria cinematográfica atraviesa una época de transformaciones radicales. El director de la Berlinale, Dieter Kosslick, nos orientó por la programación de este año en esta entrevista realizada por Birgit Heidsiek para Cineuropa.

¿Cómo lleva las críticas por su labor al frente del festival?
Dieter Kosslick: Las críticas forman parte del trabajo.Mi tarea es organizar un festival de primera categoría, lo que probablemente conlleva atender intereses diferentes, o tal vez no… En cualquier caso, la calidad cultural del festival nunca entró en este debate, obviamente. En lugar de discutir el contenido, todo acabó enfocándose en mi rol como director.

¿No le parece injusto, teniendo en cuenta que usted lleva 17 años trabajando en el fortalecimiento del cine y de los directores alemanes en la Berlinale?
Algunos cineastas, como Andreas Dresen y Dominik Graf, se separaron de la carta y mucha gente me manifestó su apoyo. La industria cinematográfica y de medios afronta transformaciones radicales, lo que pone los nervios de todo el mundo a flor de piel.

¿Cómo mide usted, personalmente, el éxito de la Berlinale?
La Berlinale sigue siendo, al día de hoy, un festival para el público. Lo ha sido durante 67 años y el número de espectadores no ha hecho más que crecer constantemente, con programaciones artísticas y contenidos muy sofisticados. Rezumamos pasión por el cine y podemos ver que muchos aficionados de la Berlinale lo aprecian. Ese es el éxito real de la Berlinale.

Las películas de la competición de este año cuentan historias de fugas, cambios de identidad y secuestro pero también hay escritores e individuos que se recluyen. ¿Es Unsane, de Steven Soderbergh, el título representativo del conjunto de la programación?
Temas como el aislamiento y la radicalización pueden encontrarse en la película de Soderbergh y en U – July 22, de Erik Poppe, pero no diría que dominan toda la programación. A menudo, el asunto central es el coraje ciudadano, como en Mug, de Malgorzata Szumowska, y Dovlatov, de Aleksey German Jr, que cuenta la historia de un joven escritor cuyo trabajo no se publicó en época de Brezhnev, durante la URSS. La gente no quiere estar a merced de otras personas y adquieren el valor de reclamar un cambio.

Historias de refugiados, como en Styx, de Wolfgang Fischer, y Eldorado, de Markus Imhoof, muestran escenarios menos agradables, por supuesto, pero estas historias han alcanzado el siguiente nivel: abordan la fuga tanto como sus escalas, las situaciones de tránsito donde la gente queda atrapada y las razones para las migraciones mundiales.

¿Hay temas que dominen la programación de las diferentes secciones?
Este año no hay un hilo común que atraviese el conjunto de la programación, aunque hay asuntos preponderantes como la religión, las estructuras familiares atípicas o el destino de los artistas. En La Prière, de Cédric Kahn, un drogadicto se centra en valores como la creencia y la amistad para recuperar una vida normal. La vida nunca fue amable con Astrid Lindgren, retratada en Becoming Astrid, de Pernille Fischer Christensen. Y en 3 Days in Quiberon, Emily Atef relata la tragedia de la superestrella Romy Schneider. Vemos como una gran estrella se transforma en una persona frágil.

¿Qué ocurrirá luego de la Berlinale?
El próximo verano mudaremos todo el equipo del festival al rascacielos acristalado de la Potsdamer Platz, en cuyas oficinas y cines se trabajará hasta 2022. Mi última aparición en la alfombra roja tendrá lugar en 2019. En los próximos días la ministra de cultura Monika Grütters anunciará quién me reemplazará en el cargo.

Fuente: Cineuropa

Podría interesarte

Escribe un comentario

No publicaremos tu mail